viernes, 24 de noviembre de 2006

Justicia estadounidense

En otros textos he escrito de los terribles crímenes cometidos por soldados estadounidenses en Iraq. Esos miserables ya están empezando a pagar por sus asesinatos, condenados por la Justicia de Estados Unidos. Es el caso de un soldado que se ha salvado de ser condenado a muerte por los pelos, y que finalmente ha sido condenado a cadena perpetua por violación y asesinatos.

Es la diferencia entre Estados Unidos y sus enemigos. Mientras los soldados enemigos de Estados Unidos son alabados por sus países cuando comenten crímenes de guerra contra estadounidenses, los soldamos de Estados Unidos son duramente castigados cuando perpetran esos mismos crímenes de guerra. Y así debe ser. Como dijo alguien, nosotros no somos como ellos.

1 comentario:

  1. Otra diferencia es que ellos ven como debilidad de occidente esas condenas a sus propios soldados, nunca jamás ni un sólo superior condenaría a un musulmán por cometer fechorías de guerra. Jamás. Sí, la diferencia es esta y nada hay que objetar a esas condenas,que para eso están los tribunales de guerra, pero ahí empieza la debilidad occidental y esos asesinos lo saben y lo explotan. Que cual es el dilema...?

    ResponderEliminar