viernes, 1 de abril de 2016

Gestación subrogada, fecundación in vitro, aborto y manipulación de la vida humana

Mucho se ha escrito últimamente en blogs y medios conocidos sobre los temas del título, pero de todos modos por mi parte quiero terciar sobre estos asuntos, aportando también mi granito de arena.

Mis ideas parten de la base desde que cualquier ser humano lo es, único e irrepetible, desde el mismo momento es que se unen el espermatozoide y el óvulo hasta el instante de la muerte, y en ese transcurso esa vida merece todo el respeto y la protección que sean posibles. Es decir, lo que llamamos sencillamente el derecho a la vida, que es el derecho sobre el que se sustentan todos los demás. También creo firmemente que todo niño tiene derecho a tener un padre y una madre, que es lo que la naturaleza nos dicta, y que cualquier alternativa fuera de ese orden natural es dañina para el niño.

Sobre lo anterior me parece una auténtica barbaridad que se juegue con la vida humana (o sea, con seres humanos) en un laboratorio con la fecundación in vitro, por medio de la cual los científicos toman la decisión de que seres humanos merecen seguir el desarrollo y cuales no. Finalmente aquellos seres humanos que son desechados, simplmente son asesinados por esos científicos, o permanecen en estado de congelación, o son manipulados con fines experimentales. Todo terriblemente espantoso, pues de lo que hablamos es, ni más ni menos, que de estar jugando con seres humanos, únicos e irrepetibles.

Sobre esa base es sobre la que se asienta la gestación subrogada. Que, además, da al niño no un padre y una madre, como nos dicta la naturaleza, sino, dependiendo de la clase de pareja a la que vaya a ir a parar finalmente el niño, tendra dos madres y un padre, o una madre y dos padres o incluso tres madres. Todo ello me parece especialmente dañino para el niño, cuyos derechos son los principales a proteger, y no unos llamados "derechos" de los adultos, que son más bien caprichos.

Manipular la vida humana, por lo tanto, sea de la forma que sea, me parece una autentíca aberración. La única forma aceptable es, repito, la que nos dicta la naturaleza, que es la unión sexual de un hombre y una mujer y el desarrollo del hijo en el seno materno sin interferencia contraria de ninguna parte. Lo que, dicho sea de paso, elimina por completo el aborto, a no ser en el caso superexcepcional de riesgo para la vida de la madre.

Son mis ideas desde una optica que creo que más que liberal-conservadora (la cual, dicho sea de paso, tengo) es una óptica puramente natural, o sea, la dictada por la naturaleza.

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La naturaleza dicta que cuando te rajan sientes dolor ergo di no a la anestesia cuando te operen a corazón abierto.

      Eliminar
    2. http://falaci.blogspot.com.es/2013/03/la-falacia-naturalista.html

      Eliminar
    3. Es muy fácil hacer una reducción al absurdo.

      Eliminar