sábado, 30 de abril de 2016

La tontería de Liberland

Hace algo más de un año Vít Jedlička proclamó la República Libre de Liberland. Y se quedó tan ancho. A pesar de que ninguna porción del "país" es de su propiedad y ni tan siquiera él vive allí.

No digo que no me gustaría que hubiese un país en el mundo donde se pudieran practicar (y experimentar con ellos en situaciones del día a día) los principios liberales y de democracia directa. Bueno, no, la verdad es que no me gustaría. Me encantaría.

Pero en serio, por favor. Por ejemplo, con un grupo de personas (al menos una, tal vez el tal Jedlička) que se van a un lugar, también por ejemplo, alguna isla deshabitada, y allí proclaman la independencia del territorio y las bases de un Gobierno libertario y democrático para el mismo. Pero hacerlo a distancia y sin comprometerse, o sea, básicamente creando un país por internet, la verdad es que, coincidiendo con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Croacia, me parece una auténtica broma.

Y si quiere Vít Jedlička que se le empiece a tomar en serio, que haga las maletas y se traslade a vivir al país que dice presidir, por ejemplo a la única casa que hay en todo el terreno, la cual podría convertir en el Palacio de Gobierno. Digo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario