miércoles, 3 de mayo de 2017

"Las cinco grandes mentiras de Vladimir Putin y la propaganda rusa sobre la OTAN"

Interesantísimo artículo de J. Arias Borque en LD.

5 comentarios:

  1. Sin duda, un claro exponente de propaganda "atlantista".

    Vergonzosa me parece la mención de Kosovo, territorio que existe como país independiente sólo gracias a la intervención de la OTAN (http://www.voltairenet.org/article156009.html)

    También se destaca la presencia de las tropas de la "Alianza Atlántica" en un país tan distante como Afganistán (http://es.euronews.com/2017/05/03/ocho-civiles-muertos-en-un-ataque-contra-las-tropas-de-la-otan-en-kabul), territorio cuyo nivel de vida probablemente sea todavía inferior al existente en los 70-80 (http://www.elconfidencial.com/multimedia/album/mundo/2016-01-25/cuando-afganistan-y-sus-mujeres-eran-portada-de-vogue_1141060#14), antes de que se iniciara el presente estado permanente de guerra con la invasión soviética del que era su satélite, lo que fue para Carter "la amenaza más importante para la paz desde la segunda guerra mundial" (http://elpais.com/diario/1980/01/10/portada/316306804_850215.html) Ese territorio fue víctima del primer uso organizado de mercenarios yihadistas por parte de Estados occidentales. Estrategia que repetirían en Yugoslavia, Libia y Siria.

    Con respecto a la presencia de tropas rusas fuera de su territorio, que yo sepa, las destacadas en Transnistria están allí desde la guerra civil moldava que posibilitó la constitución de ese territorio, una más entre las múltiples crisis regionales que acontecieron durante el colapso soviético. Otro tanto pasaría con Abjasia y Osetia del Sur, este último victima de una agresión del títere de la OTAN Saakashvili, actualmente exiliado en Ucrania tras ser privado de su nacionalidad georgiana y acusado de múltiples delitos incluido el asesinato.

    El tercer país mentado con tropas rusas es Ucrania. Realmente, pretende hacer referencia a la histórica base naval rusa de Sebastopol (https://en.wikipedia.org/wiki/Black_Sea_Fleet). Ante la disolución de la legalidad ucraniana tras el golpe de Estado en Kiev, auspiciado por la OTAN, el pueblo de Crimea en ejercicio de su autogobierno se decantó mayoritariamente por volver a unirse a la "madre Rusia" (https://es.wikipedia.org/wiki/Refer%C3%A9ndum_sobre_el_estatus_pol%C3%ADtico_de_Crimea_de_2014)

    Por lo demás, ambas partes (OTAN y Rusia) juegan a hacerse mutuamente desplantes. Gracias a la disuasión nuclear, la agresión de Rusia a USA y sus vasallos de la OTAN o viceversa es casi imposible. Las fuerzas convencionales poco tendrían que hacer en un intercambio de misiles intercontinentales. En verdad, sólo contribuyen a elevar la tensión de forma innecesaria. Esto es, el mismo paripé que mandar portaaviones a navegar cerca de Corea del Norte. No obtante, confío más en el buen juicio de Moscú y Washington que en el de Pionyang por lo que, vuelvo a insistir, es casi imposible que ningún incidente bélico acontezca en la frontera occidental de Rusia.

    ResponderEliminar
  2. Otro aspecto interesante que habría que tratar es hasta que punto los vasallos de la OTAN merecen el seguro que supone la disuasión nuclear americana. Ahora que Trump afirma que la OTAN ya no está obsoleta, supongo que logrará en los estados miembros aumenten su presupuesto militar para comprar armamento "made in USA", armamento que afortunadamente nunca será usado gracias al citado arsenal nuclear o como mucho, será desplegado en los escenarios que el Pentágono decida dentro de sus planes imperiales.

    Pero más relevante que eso me parece el escaso ánimo de los europeos de luchar por sus respectivos países (http://brilliantmaps.com/europe-fight-war/) Destaco que la nación cuyos ciudadanos más proclives son a defender su patria es Finlandia, país que, casualmente, no pertenece a la OTAN. Quizás ese seguro nuclear que implica la pertenencia a la OTAN haya facilitado que por parte de algunos estados se adopten actitudes temerarias, acción cuyas consecuencias y costes saben que no tendrán que afrontar en solitario. Sólo así se explica la actitud de Alemania apoyando la expansión de la UE-OTAN hacia el este y su papel en el golpe de estado ucraniano. Que casualidad comprobar que sólo un 18% de los alemanes estén dispuestos a luchar por su país. La partitocracia germana tiene una deuda mucho mayor a la cuantificada (http://cadenaser.com/ser/2017/03/27/internacional/1490611586_474367.html) Más valdría que sus dirigentes trabajaran por el pleno restablecimiento de relaciones comerciales pacíficas con Rusia. Lo podrían ver como una inversión dado que si las oligarquías rusa y germana se reconciliaran, no haría falta pagar las facturas pendientes contraídas con el Imperio de los USA ni continuar rindiéndole vasallaje. El problema de fondo es que las élites europeas viven demasiado cómodas al amparo de las estructuras de poder surgidas tras la 2ªGM y los europeos son demasiado sumisos para reclamar una democracia digna de tal nombre que permita a sus Estados dotarse de la legitimidad necesaria para reclamar su soberanía.

    Pero claro, es más fácil dar las gracias por la seguridad que nos proporcionan las cadenas de la OTAN.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mientras tanto normalmente los muertos los pone USA.

      Eliminar
  3. No. Los muertos los ponen, sobre todo, todos aquellos pueblos que tienen la desgracia de vivir bajo los regímenes que el Imperio de los USA decide cambiar, esto es, Yugoslavia, Somalia, Yemen, Iraq, Libia o Siria por citar sólo algunos ejemplos recientes.

    ResponderEliminar
  4. Y, sobre todo, todos aquellos pueblos que tienen la desgracia de vivir bajo los regímenes que el Imperio de los USA decide cambiar, esto es, Yugoslavia, Somalia, Yemen, Iraq, Libia o Siria por citar sólo algunos ejemplos recientes.

    ResponderEliminar