miércoles, 17 de julio de 2019

Por fin he conseguido saber el origen de los violadores de la nueva 'manada' de Manresa -y me ha costado- (actualizado 3 veces)

Los hechos (la brutal violación en grupo de una chica de 17 años por cuatro indeseables en Manresa) sucedieron el pasado sábado día 13.

Poco hay que decir sobre lo condenable del hecho. Por mi parte desearía que estos elementos se pasasen sus miserables vidas en la cárcel.

Ahora bien, lo que me ha llamado la atención desde entonces es que no había forma de conseguir la nacionalidad o el origen de estos tipos. En ningún sitio. ¿Por qué? Me temía que porque eran extranjeros.

Hoy lo he confirmado. Por un lado a la periodista Iratxe Llarena en Las Mañanas de RNE se le ha escapado que todos los implicados han tenido la necesidad de traductor. O sea, extranjeros. De todos modos he seguido buscando y el único medio que desliza el órigen de los violadores es El Periódico:

El auto sostiene que en la noche del 13 de julio la menor acompañó a una vivienda de forma voluntaria a un grupo de "chicos de origen magrebí" (dos son extutelados de la Generalitat)...

Vamos, lo que casi ya se sabía. Porque cuando son españoles los medios lo dejan claro rápidamente. Pero en este caso hemos asistido a un vergonzoso ejercicio de intentar ocultar la nacionalidad de los violadores.

Algo (mucho) falla cuando prácticamente la totalidad de los medios informativos se esfuezan en que no se sepa que unos violadores en grupo son extranjeros, magrebíes, musulmanes.

Estamos viendo como a la población se le impone lo políticamente correcto, y cuando la realidad choca contra ello, entonces se le oculta esa realidad.

Y es que ya se están empezando a ver las consecuencias de esa inmigración descontrolada en España. Y no quieren que se sepa. Mucho me temo que esas consecuencias irán en aumento. Y llegará el momento en que no podrán ocultar la realidad. Al tiempo.

Actualización:
Periodista Digital dio el dato del origen de los violadores hace tres días, y hace un par de días añadió otros detalles verdaderamente brutales de la violación.

Actualización dos:
La Vanguardia hoy ofrece no solamente el origen de los violadores, sino también su nacionalidad: cuatro hombres marroquíes de entre 18 y 24 años.

Actualización tres:
Vozpópuli nos da más información sobre estos canallas:
Ninguno de los cuatro presuntos violadores tiene trabajo en España, relatan que sus familias viven en Marruecos, alguno de ellos tiene antecedentes por robo u ocupación de viviendas. Hace tiempo que cambiaron de domicilio respecto al que aparece en los registros oficiales. Son consumidores de drogas y alcohol.
Unas joyitas venidas de fuera, vamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario