martes, 23 de julio de 2019

Una orden de alejamiento no sirve para proteger ni la vida ni la integridad física

Un hombre con una orden de alejamiento mata a su exmujer y luego se suicida en Lugo. La terrible noticia viene a demostrar que una orden de alejamiento no sirve para proteger la vida. Sirve, sin duda, para proteger a la mujer del acoso de un pesao que no asume que ya esa mujer no quiere nada con él. Pero es todo. Si alguien está dispuesto a una agresión brutal, a una volación y/o a un asesinato, una orden de alejamiento no le va a disuadir en ningún caso.

Ante esa situación la mujer está sola. Y solo queda hacer lo que escribí entonces:

Y para que nada de eso te suceda lo que debes hacer es no dejar que nadie te engañe con falsas ideas de defensa, sino reconocer que la única persona que se puede defender de una situación así eres tú, solamente tú, tomando las medidas necesarias antes de que suceda algo irremediable.

Decir a las mujeres que una orden de alejamiento las protege es simplemente mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario