jueves, 18 de julio de 2019

¿Son completamente limpias las verdades alternativas a las verdades oficiales?

Tengo claro que en temas como, por ejemplo, los atentados del 11-M, los crímenes de las niñas de Alcasser, la masiva inmigración, la financiación de los nuevos partidos políticos o el avance de determinados lobbys, entre muchísimos otros, hay mucha más historia que las que nos cuentan. Una historia que se convierte es algo así como una verdad alternativa a la verdad oficial.

Pero la pregunta que me vengo haciendo desde hace tiempo en si esa verdad alternativa es siempre tan limpia como parece ser. Todos los datos que nos ofrece esa verdad alternativa, ¿son siempre ciertos? Y, aún en el caso de que lo sean, ¿no hay intereses ocultos detrás de la publicación de esos datos? ¿No hay acaso gente que se beneficia de esa verdad alternativa de forma no muy ética?

Evidentemente es responsabilidad de cada uno de nosotros buscar y encontrar los datos que nos lleven a la verdad. O, al menos, lo más cerca posible de ella. Pero, ¿dónde buscar esas informaciones que nos lleven a la verdad? ¿Dónde encontrar informaciones que no estén igualmente manipuladas que la verdad oficial, aunque en un sentido diferente?

Vivimos los tiempos de la historia de la humanidad en los que tenemeos a nuestra disposición más información, y con enorme diferencia. Y de muchas fuentes de información, con distintas ideologías, con diferentes filosofías y con diversos intereses.

A veces, en medio de todo eso, vemos muchas conspiraciones. Y con razón. Pero esa visión de las conspiraciones me temo que en muchas ocasiones es a su vez otra conspiración, semejante a la original.

¿Acaso muchas veces no somos utilizados por los unos y por los otros en unas luchas de intereses en las que nosotros solamente somos unos peones de una partida que incluso ignoramos que se está jugando? ¿Son esas verdades alternativas tan limpias como parecen ser o se asemejan a la verdad oficial, pero en el lado opuesto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario