miércoles, 11 de marzo de 2009

11-M, el día que cambió la Historia de España

Mariano Rajoy estaba destinado a ser un duradero y eficiente Presidente de Gobierno. El PP estaba destinado a ser un partido fuerte con un mensaje claro y unido. José Luis Rodríguez Zapatero estaba destinado a ser un líder perdedor y pasajero. El PSOE estaba destinado a convertirse en un frágil partido atormentado por luchas intestinas. En suma, todo ello porque el PP estaba destinado a ganar las elecciones de forma clara y el PSOE a perderlas de forma clamorosa.

Pero llegó el 11-M y los terribles atentados que siguen en la memoria de todos. Y la Historia de España cambió en un día, en un momento. Hoy, cinco años después, nada es lo mismo.

Rajoy no es ni Presidente de Gobierno, ni eficiente, ni probablemente duradero, sino más bien un incompetente y posiblemente pasajero líder de la Oposición. El PP dista mucho de ser un partido fuerte, claro y unido, porque se ha convertido en un partido político débil, lleno de divisiones y con un mensaje bastante confuso. Zapatero es lo menos parecido a un líder pasajero y derrotado, porque ya encadena dos victorias consecutivas y parece que hay Presidente de Gobierno para rato. El PSOE de ser frágil y dividido ha pasado a ser un partido fuerte (al menos de puertas hacia afuera) y unido en torno a su líder. Y todo lo anterior evidentemente porque no fue el PP quien ganó y el PSOE quien perdió, sino porque los resultados fueron los contrarios, consiguiendo el PSOE una sorprendente victoria y cosechando el PP la más inesperada de las derrotas.

Es evidente que a lo largo de la Historia de la humanidad han sucedido hechos que han cambiado drásticamente el destino de determinados países. Pero no es lo mismo aprenderlo en la escuela que experimentarlo en tiempo real.

Y aquel día, de forma brutal y casi instantánea, 191 personas inocentes fueron asesinadas. Hoy, cinco años después, aún se desconocen los autores materiales y los que planearon el asesinato en masa. No sé si la Historia de España cambió por una terrible jugarreta del destino, o si todo fue fríamente calculado por alguien; mucho me temo que lo segundo, en cuyo caso no sé quien fue ese "alguien" y posiblemente no lo sabré a ciencia cierta jamás.

Lo único que sé es que aquel 11-M vino a cambiar la Historia de España. España ya nunca será la misma después de aquel giro inesperado. Nunca.

3 comentarios:

  1. Falso, sí que se conocen los organizadores y autores de los atentados. Fue una célula musulmánica cuyos integrantes están en su mayoría en la cárcel por ello. ¿Qué pasa, que has estado congelado como el doctor Maligno y no te has enterado de nada?

    ResponderEliminar
  2. La historia de España, como la de todos los paises, cambia. Y, por ponerte unos ejemplos, cambió cuando se descubrió América: cambió cuando se proclamó la II República; cambió cuando Franco ganó la guerra; cambió cuando UCD ganó las elecciones; cambió cuando las ganó el Psoe; cambió cuando se entró en la UE; cambió cuando gano el PP; cambió cuando Aznar se fue con Mambrú (a la guerra); y era obvio que cambiaría cuando tras tres dias mintiendo un gobierno, le presentasen en bandeja a unos novatos como los nuevos socialistas las elecciones. La Historia está llena de cambios y todos son inesperados (ejemplo la crisis actual).

    Podemos buscar los culpables que quieras de todos los cambios, me da igual. Pero la historia es así. Se hace así. Y si te extrañas por eso, quizá deberías buscar tu propia culpabilidad por ignorarlo. (No te lo tomes a mal, es simplemente un ejemplo).

    Alguien dijo el otro día, hablando de 11-M, que deberían haberse suspendido las elecciones. ¡Hombre, por ese argumento, ahora que hay crisis, suspendámoslas hasta que estemos mejor! (Y volvería, entonces, a ganar Zapatero). Pero eso no le gustaba al que decía lo primero. Y yo digo: los votos de la gente se forjan con los hechos, y los malos hechos hacen perder elecciones a unos y a otros. Eso es lo bonito de la democracia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Os aconsejo que le echéis un vistazo, son los tres primeros capítulos de La Cuarta Trama de José María de Pablo, http://www.ciudadela.es/cream/ciudadela/100097_capitulos.pdf. Sinceramente sobran las palabras.

    ResponderEliminar