viernes, 20 de marzo de 2009

Doble vuelta, separación de poderes

Interesantes comentarios a mi texto Partidocracia en España (45): La moción de censura del Ayuntamiento de Pinto.

Por un lado El Ala Derecha acertadamente habla de elegir el alcalde en elección directa. Eso es lo que defiendo, para que la decisión sea de los ciudadanos y no de los partidos.

Por otro lado Gaspar Duarte añade de hacerlo en dos vueltas. Nuevamente eso es lo que yo vengo defendiendo, entre los dos mayoritarios para el caso en que ningún candidato alcance la mitad más uno de los votos; de este modo los que votaron a terceros partidos tendrían la opción de decidir a quien quieren como alcalde; y también sería lo de verdad democrático, pues el que se sentara en la alcaldía lo haría con el apoyo mayoritario de los ciudadanos.

Finalmente Hiel nos comenta del escandaloso caso de Leganés, donde los partidos dejaron y quitaron a su antojo, literalmente. Un ejemplo más de por qué la decisión debe recaer en las manos directamente de los ciudadanos, y no de los partidos políticos.

Y añadir que esa elección directa a doble vuelta serviría, además de para que fueran los ciudadanos los que decidieran, también para separar definitivamente el Ejecutivo y el Legislativo, que actualmente están completamente unidos. Termino diciendo que esa elección separada y a doble vuelta debería ser obligatoria no solo para las alcaldías, sino también para las comunidades autónomas y para la presidencia del gobierno de la nación. Sería lo democrático, y no lo que hay hoy, que es lo partidocrático.

1 comentario:

  1. Si ahora vas a criticar la Partitocracia como lo hacían Franco y José Antonio. Para que te sigas apeando cuando esa crítica la hagan Moa o De la Cierva. Hmmm...

    ResponderEliminar