miércoles, 27 de noviembre de 2013

Sinceramente, me quedo sin palabras

Quince años de cárcel por adulterio les parece poco, así que quieren reinstaurar la lapidación pública. De verdad, me quedo sin palabras (y la foto que acompaña al artículo es brutal).

No hay comentarios:

Publicar un comentario