miércoles, 7 de septiembre de 2016

Pedro Sánchez: ¿la hora del teatro o la hora de la verdad?

Todo el mundo da por sentado que la ronda de contactos de Pedro Sánchez es puro teatro. Todo el mundo... menos yo.

Cumplido el trámite de Rajoy de intentar la investidura, podemos encontrarnos con que el mismo fue el necesario teatro (por ser el partido más votado, pero carecer de apoyos suficientes), y lo que se avecina es la realidad de un intento de Sánchez de llegar a la Presidencia con un variopinto apoyo. Tan variopinto como que tendría que contar con PSOE, Podemos, ERC, Covergencia y PNV.

¿Es posible eso? En política todo es posible, si los intereses concuerdan.

Tras las elecciones de diciembre, teníamos a un Iglesias crecido que daba por hecho el sorpasso al PSOE en unas nuevas elecciones, que le dejarían a él como líder de la Oposición y a Sánchez (o a quien le sustituyera) a sus pies. Nada más lejos de la realidad. Hoy Iglesias está desactivado, y de celebrarse nuevas elecciones todo apunta a que menguaría. Y si en esas elecciones la suma PP+C's diera 176 él, Iglesias, se vería relegado a tener que aceptar una Presidencia de Rajoy y un liderazgo socialista de la Oposición donde el de Podemos básicamente no pintaría nada. En esas condiciones puede ser que prefiera apoyar a Sánchez con muchísimas menos exigencias que las que puso hace unos meses.

Y de los grupúsculos separatistas (en menor grado, por ahora, el PNV; en grado superlativo los dos catalanes) solo decir que si consideran que unas terceras elecciones le podrían dar la Presidencia a un Rajoy reforzado por la suma de 176 diputados de su partido y los de Rivera, pueden optar por apoyar a un débil Sánchez para seguir avanzando, paso a paso, en sus proyectos secesionistas.

Añadiendo que Sánchez es completamente consciente de que si Rajoy consigue la Presidencia tras las elecciones del próximo diciembre, al siguiente día él será defenestrado como líder del PSOE. Entre ser actual Presidente de Gobierno o antiguo Secretario General del PSOE, creo que su elección personal parece bastante clara.

Vamos, que esas encuestas de mayoría absoluta de PP+C's podrían ser, curiosamente, las que certificasen el fracaso de Rajoy y el éxito de Sánchez.

Evidentemente tal amalgama sería desastrosa para España. Pero beneficiosa para Sánchez y los demás participantes, a quienes España les importa un pimiento (o menos).

Una nota positiva para terminar. Mis prediciones normalmente no se cumplen. Espero que esa norma se siga aplicando a la presente.

2 comentarios:

  1. ¿Pero Sanchez ó Sandez es real ó una creación de algun guionista cachondo?.Es realmente dificil encontrar,salvo que lo busques en su dogma/ideologia a un tio mas tonto.Sectario y peligroso si,pero mas tonto es imposible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente está vacío de contenido. Y eso lo hace más peligroso que un mono con dos pistolas. En su día dije que si llega al gobierno hará bueno a Zapatero. Lo mantengo.

      Eliminar