martes, 19 de junio de 2018

Feijóo no ha querido acabar como Cifuentes

He leído (no recuerdo donde; de verdad) que hay más fotos y más comprometedoras sobre Feijóo. Y, claro, podrían salir a la luz en el momento más inoportuno (esto ya es de mi cosecha). Supongo que ello ha pesado mucho para que el gallego haya decidido no competir en la carrera por el liderazgo nacional del PP. Y supongo también que por eso las lagrimas. Porque sabe que ese tren lo más probable es que no vuelva
a pasar.

Porque eso de "no puedo fallar a los gallegos porque sería también fallarme a mí mismo", pues, ¿qué puedo decir? Que simplemente no me lo creo.

¿Y que va a pasar ahora? Pues que la guerra (sí, guerra; política, por supuesto) entre las dos numeros dos va a ser a muerte (sí, a muerte; política, por supuesto).

Menudo veranito se avecina en la política española. Y eso que ya estaba todo el pescao vendido con la aprobación de los Presupuestos, ¿eh?

4 comentarios:

  1. Pareces un militante del Bloque Nacionalista Galego de la Marea, con esas justificaciones post hoc. Las razones familiares han pesado bastante más en la decisión de Feijoo, quien además nunca dijo que quería volver a la política nacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tú digas. Tiene un hijo pequeño y una mujer cuya carrera profesional es más importante que la suya

      Eliminar
    2. No es lo que yo digo, es lo que dicen todos los medios (incluida Victoria Prego, que no creo yo que es sospechosa de ser anti-Feijóo).

      Eliminar