miércoles, 6 de junio de 2018

Una muy buena noticia en forma de ministra del gobierno de Sánchez

Además de lo de Josep Borrell (excelente) y Nadia Calviño (en principio) una muy buena noticia es el nombramiento como Ministra de Sanidad de Carmen Montón.

Esta mujer parece ser una enemiga declarada de esa cosa espiritista llamada homeopatía que se hace pasar mentirosamente por medicina con la dramática aprobación de políticos españoles y europeos por oscuros intereses económicos.

Esperemos que la nueva ministra esté a la altura de las circunstancias y declare la guerra a esta falsedad supersticiosa y pseudorreligiosa.

4 comentarios:

  1. No sé muy bien que interés tiene resaltar ese dato por parte de El País, pues en España, al contrario que en otros países europeos, la homeopatía no tiene presencia, ni se espera que la tenga, en la Seguridad Social; de hecho no conozco ningún médico que la defienda, más allá del efecto placebo.

    El Artículo es bastante confuso, pues afirma que los productos homeopáticos se venden como medicamentos en farmacias -se venden en farmacias como tantos otros productos-, para seguir reconociendo "...que no está permitido "...indicar sus indicaciones terapéuticas..." -lógico, pues no tienen la consideración de medicamentos-.

    En todo caso Pedro Sánchez está montando un gobierno bastante bueno, al menos a priori.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este blog he escrito sobre como políticos del PP ha defendido la homeopatía. Me parece bueno que haya una Ministra de Sanidad que la ataque, es todo.

      Eliminar
    2. Desde luego que es bueno que la ministra de sanidad critique la homeopatía, tan sólo me extraña que eso sea el titular que la define.

      Eliminar
  2. Considerar buena noticia el nombramiento de Carmen Montón como ministra de sanidad no deja de ser un sin sentido.
    Un desastre. Ha dejado la sanidad valenciana para el arrastre. Las listas de espera ni se saben hasta cuando. La burrocracia exasperante.
    Se gasta los fondos para excluir el español en todos los carteles de los hospitales donde los hispano parlantes no tienen derecho a enterarse ni dónde está la salida de urgencias.
    No compensa lo de la homeopatía.
    Por cierto, hay políticos en el Psoe que también han defendido y defienden la homeopatía.

    ResponderEliminar