martes, 5 de junio de 2018

Sin Dios

Iba a terminar mi texto La hora más oscura diciendo que esperaba que Dios ayudara a España en esta hora. Pero finalmente me pareció una frase meramente retórica, que sería en realidad como tomar el nombre de Dios en vano. Porque Dios no va a ayudar a España contra la voluntad de los españoles.

Creo que la última vez que tal vez hubo alguna creencia en Dios en el gobierno español fue durante la etapa de Aznar. Luego llegaría Zapatero, que ya sabemos lo que hizo. Y después Zapatero 2, que por no hacer no hizo absolutamente nada (salvo en el área económica). Y ahora tenemos a Zapatero 3, el primer presidente declaradamente ateo (Felipe González se declaró creyente desilusionado y Zapatero agnóstico).

En la práctica la sociedad española en general y la clase política española en particular hace mucho que han sacado a Dios de sus vidas. Por eso las difíciles circunstancias que España va a tener que atravesar bajo el liderazgo político de Pedro Sánchez las va a tener que enfrentar sin Dios.

Hace mucho tiempo leí a alguien que dijo que el infierno es no tener a Dios y estar en oscuridad. Creo que el infierno es, según la Biblia, algo mucho peor que eso. Pero si asi fuera podríamos decir que España está en estos momentos en el infierno. Por decisión propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario