domingo, 17 de junio de 2018

¿Qué está pasando con el Bitcoin (y sus hermanos pequeños)?

Leí en un blog que no recuerdo que el Bitcoin había perdido la mitad de su valor en seis meses. Falso. Ha perdido dos tercios. Y no solo el Bitcoin, sino también el Ethereum y el Litecoin.

En términos reales eso supone que los que manejan esas monedas virtuales están padeciendo una inflación del 200% en el último medio año en sus compras. Mal asunto.

En economía no me gusta confiar en algo que no puedo ver y tocar. Siempre he desconfiado de las compañías virtuales (Google, Facebook, etc.). Pienso que son pan para hoy y hambre para mañana.

Lo mismo, y con mayor motivo, es aplicable en mi opinión a unas monedas que no tienen el respaldo de nadie, sino tan solo de los propios compradores y vendedores. Y que, además, en muchos casos (puede que en la mayoría) están siendo utilizadas por siniestros personajes con oscuros intereses; una siniestralidad y un oscurantismo que se pueden volver contra las propias monedas en un determinado momento, difícil o imposible de predecir. Creo que es lo que está pasando con estas monedas, que han sido víctimas de dos robos recientemente, uno en enero y otro hace pocos días.

Está claro que el miedo no anda en burro y muchos inversores en las criptomonedas han decidido mover su dinero a otros lugares. Y mucho me temo que la tendencia va a continuar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario