domingo, 10 de junio de 2018

Tirar la piedra y esconder la mano

Lo que diga Willy Toledo me interesa un pimiendo. O eso creía. Leo el títular en la toma de pantalla al lado y digo "hombre, esto va a ser la noticia del año... o del siglo... o puede que del milenio". Le entrevista es basura sobre temas generales (sobre su vida no opino, cada cual tiene sus problemas). Cuando llego al tema en cuestión y el periodista la pregunta "¿Hay algún Harvey Weinstein en el cine español?" me relamo y me digo "ya está, aquí se va a montar la gorda", me recuesto en el sillón y me dispongo a leer la respuesta que según yo va a producir un terremoto en los cimientos del cine español:

Sí, en el cine español existen pequeños Weinstein y algún día caerán. Son tres actores muy famosos y de los que más trabajan. Me lo han contado compañeras. Desgraciadamente ellas no quieren dar sus nombres. Acosos en los viajes de promoción, en los rodajes, encerronas en el ascensor del hotel... Varias personas denunciaron a uno de ellos. Era una serie muy conocida. Tres chicas del equipo técnico. Fueron a producción. ¿Resultado? Las tres despedidas... Cuando van a denunciar, son ellas las que sufren el señalamiento público.

Estooooooo... ¿y algo más? Nada. Ni él dice otra cosa ni el periodista (Pedro Simón, ¿os suena?) le repregunta. Pero, ¿y los nombres? Nada. Si el problema es tan grave, hay que hacer algo, ¿no? Nada. Si estos tres tipos son tan famosos y tan libidinoso se supone que seguirán con sus tropelías y alguien tan comprometido como Willy Toledo hará algo para evitarlo, ¿cierto? Nada.

No estoy riéndome del tema, que me parece sumamente grave, como siempre que hay un abuso de poder. Me estoy riendo de este sujeto, Willy Toledo, que usa ese tema, gravísimo, para hacer lo que sabe a la perfección, sensacionalismo puro y duro, pero sin aportar absolutamente nada. Por no hablar del periodista, que ni se molesta en presionar (aunque sea solo un poco) al entrevistado en un tema tan importante. Willy Toledo simplemente tira la piedra y esconde la mano. "Algún día caerán", dice. Sí, probablemente. Pero no será por lo que ha dicho o hecho Willy Toledo. Hipocresía pura y dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario