martes, 17 de julio de 2018

Ciertos liberales apoyando a violadores ante el silencio de casi todos los demás

Leo a ciertos (repito, ciertos) liberales (o "liberales", no lo sé) que entre sarcasmo e ironía lo único que muestran es un apoyo implícito a determinados violadores. Y no me estoy refiriendo con estas palabras ni en ninguna parte de este texto, aclaro, a comentarios en este blog, sino a artículos que he podido leer en blogs y medios, supuestamente liberales.

La legislación que se pretende sacar adelante no trata de criminalizar las relaciones sexuales o de moralizar determinados aspectos de ellas, como falsamente nos anuncian estas gentes. Lo único que trata es, resumidamente, de en caso de duda (repito, en caso de duda) darle la razón a la mujer, así como castigar como violación cuando un desaprensivo se aproveche de determinados estados que la colocan en inferioridad mental (borrachera, drogadición, semiinconsciencia, etc.) para abusar sexualmente de ella.

No veo ninguna razón (repito, ninguna) para apoyar desde el liberalismo a hombres de nula moralidad (repito, nula) que solo buscan en una mujer un objeto de placer sexual momentáneo. Si la mujer consiente libremente (repito, libremente) en ello, no hay problema. Pero si la mujer no da su consentimiento el hombre debe ser castigado como culpable de violación. Y ello, desde un punto de vista liberal, porque ha violentado la libertad personal de otra persona sin su consentimiento.

Se nos dice no sé qué de que las cosas no funcionan así en el sexo. Pues miren, señores, sí, funcionan así. O deberían. Sobre todo cuando estamos hablando, por razones obvias, de relaciones ocasionales y no con una pareja estable. El hombre, ante la duda y ante una casi desconocida, debe preguntar (¿es tan difícil una frase como "¿quieres que tangamos sexo?" o parecida?). Y si no pregunta, ya sabe a lo que se expone. Si había consentimiento tácito no habrá denuncia por violación. Si no lo había, la habrá. Es sencillo.

Pues bien, algo que roza la simplicidad está siendo aprovechado por una parte (repito, una parte) del liberalismo español para sacar a flote lo peor de su inmoralidad, o de su machismo, o incluso de su fascismo (puede que dos de los tres adjetivos o incluso los tres a la vez).

El liberalismo español, que por razones de sobra conocidas está más muerto que vivo, puede que quede irremediablemente enterrado ante la pequeña parte de la sociedad española que lo conoce por estos elementos, ante el silencio de casi todos los demás.

Dos añadidos.

Primero. Suelo ofrecer enlaces en casi todos mis escritos, pero en esta ocasión no lo he hecho (ni lo haré) porque no quiero entrar en un esteril enfrentamiento directo con nadie. Pero creo que sus textos son conocidos por todos aquellos que se muevan en este mundillo.

Segundo. Sí, sé que me he apoyado en "repito" muchas veces (tal vez abusando de ello). Pero he creído que se hacía necesario para dejar las cosas claras.

Termino y resumo. Se intenta endurecer la legislación contra la violación. Una minoría liberal grita. La mayoría liberal calla. El liberalismo español es enterrado. Ojalá me equivoque.

20 comentarios:

  1. Lo siento, hay cosas de tu entrada que no entiendo. El tema del consentimiento estaba claro desde antes incluso que se planteara la polémica. ¿Pero cómo demostrar el consentimiento ante una acusación de violación? Lo que no veo es cómo se justifica así la inversión de la carga de la prueba y la eliminación de la presunción de inocencia en beneficio de un "ante la duda". Si no hay pruebas, no hay pruebas y la cosa queda en la palabra de uno contra la del otro. ¿Qué motivo hay para dar presunción de veracidad a alguien sólo por su sexo?

    Saludos desde Zgz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no está claro, porque está la laguna o zona gris del silencio. Ahora, ante el silencio, se opta por "el que calla otorga". Algo que se pretende cambiar por "todo lo que no es sí es no".

      "¿Pero cómo demostrar el consentimiento ante una acusación de violación?" preguntas. Eso es lo que se pretende responder, y claramente. Por el hecho de que la mujer haya aceptado tener esas relaciones de una forma explícita.

      No veo que se invierta la carga de la prueba. Solamente que se elimina el silencio. Repito la pregunta que hice en mi texto: ¿es tan difícil una frase como "¿quieres que tangamos sexo?" o parecida?

      Saludos también para ti.

      Eliminar
    2. Como en todo en esta vida, las zonas limítrofes no son líneas infinítamente delgadas, son zonas grises, difusas como bien dices. Precisamente por eso ahí es donde hay que tener más cuidado.

      Las leyes humanas no son un invento espontáneo. Tienen una base y un desarrollo de siglos. Si se piden pruebas fehacientes para demostrar algo, es precisamente para poder navegar por esas aguas turbias limítrofes.

      En estos casos, como en muchos otros, ante la ausencia de pruebas los conflictos se reducen a la palabra de uno contra la del otro y se resuelve siempre hacia el acusado porque se concluye que es más justo. ¿Puede ser que un malo no vaya a la cárcel? Sí, puede ser, pero es la única manera de asegurarte de que no condenas injustamente a un inocente.

      Se invierte la carga de la prueba, claro que lo hace, una chica te acusa de violación, no hay pruebas que indiquen eso ni lo contrario, sólo su palabra y que no se contradice en su relato pero choca con el tuyo que es totalmente opuesto, que no hubo violación sino sexo consentido. Ella dice que dijo NO y él dice que ella dijo SÍ. No hay testigos ni pruebas. ¿Cómo podrías estar seguro que no condenas a un inocente si le das a ella presunción de veracidad? Porque date cuenta que se le estaría pidiendo a él que demostrara que ella dijo SÍ no a ella demostrar que dijo NO.

      Saludos

      Eliminar
    3. Hombre, como bien dices hay zonas grises. Las ha habido, las hay y las habrá. Pero de lo que se trata es de que cada vez sean menores. Hoy el silencio es una zona gris. La chica que calla, ¿acepta o no? Bueno, la nueva ley dirá que no acepta. Eso es un avance, también para el hombre. Porque elimina la inseguridad jurídica. Sabe que, en caso de sexo con una casi desconocida (o sin el casi), debe preguntar o se arriesga a ser acusado de violación. Está, claro, la aceptación tácita. Pero ahí cada cual verá lo que hace.

      No, las leyes humanas no son un invento espontáneo. Pero evolucionan junto a las sociedades. Y en España la Constitución dice que la Justicia emana del pueblo. El pueblo, a través de sus representantes, hace las leyes. Y luego que cada cual asuma el riesgo si las incumple.

      Y sí, en muchos casos el asunto se reduce a la palabra de uno contra la otra. ¿Qué hacer? Pues para eso están los jueces, para analizar cada caso individualmente (con todas las circunstancias que rodeen a ese caso) y tomar la decisión que crean justa conforme a las leyes.

      Las leyes son generales. Los casos específicos. Y para eso están los jueces.

      Saludos también para ti.

      Eliminar
    4. No tiene sentido hacer la zona gris más estrecha sólo por querer hacerla más estrecha. Si no se puede garantizar que no se está condenando a un inocente, entonces mejor que no se toque la zona gris.

      Precisamente por eso creo que el razonamiento que expones se desmorona en cuanto se establece la necesidad de un sí explícito, ¿cómo se demuestra eso así en general? ¿Vamos todos con un notario que lo certifique antes de las relaciones sexuales? ¿Firmamos un documento? En fin, un despropósito. El derecho lo tiene bien claro, la carga de la prueba corresponde al que acusa, no al acusado. Por lo tanto hay que aportar pruebas. ¿Dijiste que sí y quieres que sea prueba? Pues tienes que probarlo porque en cualquier otro caso es la palabra de uno contra la del otro. Pero nada de dar por hecho la presunción de veracidad del acusador. No hace falta ser muy instruido para ver dónde acaba eso ¿o sí?

      Y esto lo digo sin perjuicio de que existan otras pruebas distintas que puedan ser usadas para demostrar una violación, como por ejemplo un vídeo.

      Eliminar
    5. Perdona por el gran retraso de mi respuesta, pero es que no vi la tuya hasta ahora.

      La zona gris, como te dije, produce inseguridad jurídica. Al achicar dicha zona se achica también esa inseguridad jurídica, porque se clarifican las situaciones.

      La violación ha sido, es y será un delito complicado. Pero la Ley está para acotarlo lo más posible.

      Lo del notario o el contrato es la reducción al ridículo. Allá cada cual lo que quiere hacer dependiendo de con quien tiene las relaciones sexuales y e que circunstancias. Si el tipo está seguro de que hay un "sí" tácito, pues adelante con los faroles. Pero si no lo está, él sabrá el riesgo que quiere correr. Así de simple.

      Por supuesto que la carga de la prueba es del que acusa. Y segurirá siendo así. Pero lo que se pretende cambiando la ley es que si se demuestra que la chica no dijo ni "si" ni "no" el acusado sea condenado por violación. Y yo estoy completamente de acuerdo.

      No estamos hablando de pruebas, sino de hechos. Luego, como te dije en el comentario anterior, cada caso será juzgado individualmente. Ahora esos hechos son que si la chica no dice nada se entiende que acepta. Lo que se pretende es cambiar la ley a que si la chica no dice nada es que no acepta. Usando tus propias palabras, creo que no hace falta ser muy instruido para ver donde acaba eso. En que todo lo que no sea "sí" es "no".

      Eliminar
  2. Poco a poco te has convertido en un progre más. Desde que comenzaste a tratar el mito ese del Yunque. Una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo sea un progre es tu opinión, claro; que no argumentas. Como declarar mito al Yunque después del sinfin de argumentos que di (sin que aportes nada, claro). Y no tienes que pasar pena, simplemente deja de venir por aquí; no te echaré de menos.

      Eliminar
    2. Qué bueno que ya estás fuera de RedLiberal. Lo celebro.

      Eliminar
  3. Según yo lo veo, el "sólo el sí es sí" que usted defiende supone en un juicio:

    - que se demuestre que se dió el sí, estaría claro el asunto.
    - que se demuestre que no se dió, estaría claro el asunto.
    - que no se demuestre si se dió el sí o el no. En este supuesto el acusado sería culpable, sin haber demostrado la acusación que no dió el sí.

    La presunción de inocencia creo que establecería en un juicio que si no se prueba si se dió el sí o el no, el acusado sería inocente por no demostrar la acusación que no se dió el sí.

    Entonces,si se aprobara la modificación de la ley, yo veo lógico que ante una relación sexual los implicados, si no tienen plena confianza en la persona con la que se acuestan, se hicieran con una prueba de que se dió el sí, no ya verbal, una prueba feaciente, porque si no, puede ser que la otra persona, por el motivo que fuera, te denuncie por violación.

    Yo confío en la persona con la que me acuesto todos los días, pero imagínese usted que nos divorciamos y quiero hacerla sufrir por resentimiento. Esta persona no puede aportar prueba de que yo dí el sí en ninguna ocasión, aunque lo hice, y podría denunciarme por violación reiterada durante lustros y la nueva ley me podría condenar muy duramente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, podría denunciarla yo a ella y ser condenada muy duramente

      Eliminar
    2. "Entonces,si se aprobara la modificación de la ley, yo veo lógico que ante una relación sexual los implicados, si no tienen plena confianza en la persona con la que se acuestan, se hicieran con una prueba de que se dió el sí, no ya verbal, una prueba feaciente, porque si no, puede ser que la otra persona, por el motivo que fuera, te denuncie por violación."

      Ahí entra la confianza que pueda haber entre las dos personas. O el acuerdo tácito. Si hay acuerdo tácito, no habrá denuncia; si no lo hay, la habrá.

      Por otra parte, cada caso es único. Y pare eso están los jueces. Que las leyes no son de aplicación automática. Es evidente que en una convivencia prologanda no habrá casos de violación, porque de haberlos la persona violada hubiera roto la convivencia y denuciado. Aunque, repito, cada caso es único y para valorar cada caso y sus circunstancias están los jueces.

      Lo que no puede ser es que, según la legislación actual, casos en que la chica se siente completamente intimidada hasta el punto de que, por miedo o por lo que sea, no dice "no", eso se tome como que dijo "sí". Eso es lo que se está intentando cambiar, y no otra cosa.

      Eliminar
    3. Pregunte usted a algunos feministas si existen violaciones dentro de convivencias prolongadas.

      Por otro lado, una ley no puede condenar a nadie que no se ha demostrado culpable por defender a una posible víctima que no se ha demostrado que lo sea. La ley no se puede permitir que se condene a inocentes que no logren demostrar que lo son porque no les firmaron un papel de consentimiento. La chica debe probar que estaba intimidada y dijo sí por miedo, y si no, es mejor un violador suelto que un inocente condenado por el Estado simplemente por si acaso ella dijo que sí porque tenía miedo.

      Eliminar
    4. De lo que se habla es de establcer parámetros claros. "Todo lo que no sea sí es no" es bien claro. Y después, que los jueces obren en consecuencia en cada caso, que, como ya he dicho, es individual.

      Eliminar
    5. Prefiero el parámetro claro de:"todo lo que no se demuestre que es una violación, no lo es". Por cierto, ha dicho usted que posturas como la mía apoyan a violadores. Me gustaría que reflexionara usted sobre eso. Si yo fuera tan poco comprensivo con su postura como usted con la mía, afirmaría que usted quiere criminalizar el sexo y meter a gente inocente en la cárcel.

      Eliminar
    6. Ya, ¿y cómo se demuestra que es violación? Ese es el punto. Yo creo que cuando una mujer no acepta tener relaciones sexuales con un hombre, el hombre la está violando.

      Sí, creo que todo lo que no sea apoyar a una mujer violada es apoyar a los violadores, por activa o por pasiva. Y no es nada personal contra usted (no sé ni su nombre), solo una cuestión de principios personales.

      Evidentemente tiene usted todo el derecho del mundo a pensar de mí lo que desee. Pero le diré que solo he intentado siempre, a lo largo de toda mi vida, estar del lado del más débil. Y en el caso de una mujer violada la parte más débil es la mujer y no el violador.

      Eliminar
  4. y cientos de progresistas apoyando a agresores de mujeres de alsasua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es otro asunto. Del que, por cierto, he hablado por aquí. Condenable, sin duda.

      Eliminar
  5. Como defender la presunción de inocencia y la no discriminación por razón de sexo me convierte, según usted, en un defensor de violadores, y como imagino que no querrá estar usted bajo ningún concepto en un espacio que dirige un defensor de violadores, le informo de que está usted fuera de Red Liberal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Daniel,

      No entiendo la razón por la que me tratas de usted, cuando siempre nos hemos tratado de tú. Espero que no te moleste que te siga tratando así.

      Tampoco entiendo la ironía de tu escrito. Evidentemente la decisión de sacar a este blog fuera de Red Liberal es tuya por completo.

      Igualmente no entiendo la razón que aduces para ello. Con mi texto solo pretendía, como he intentado con tantos otros, abrir un debate dentro del liberalismo español. Pero tú has optado por tomártelo como algo personal, algo que no era mi intención y que, sinceramente, lamento.

      Lo que sí entiendo es que tienes todo el derecho a poner a mi blog fuera de Red Liberal, espacio que tú fundaste y diriges. Nada que objetar, por lo tanto.

      Y antes de terminar quiero agradecerte dos cosas.

      La primera, agradecerte el hecho de que me hayas informado de que has decidido sacar a este blog de Red Liberal y tu razón para tomar tal decisión. No tenías por qué informarme, así que gracias por hacerlo.

      La segunda, muchas gracias por incluir este blog en Red Liberal y mantenerlo a lo largo de más de trece años. Ha sido un privilegio formar parte de dicho proyecto durante ese tiempo.

      Y quiero finalizar deseándote lo mejor para ti, en los aspectos espiritual, personal, familiar y profesional.

      Un abrazo.

      Eliminar