domingo, 8 de julio de 2018

"La monja nos dijo: 'La niña ha fallecido. La he bautizado y estará en el cielo. Está todo arreglado.'"

Sucedió no en 1943, sino 30 años más tarde, en 1973. O sea, solamente dos años antes de la muerte de Franco. Unicamente cinco años antes de que se aprobase la Constitución Española. A la madre le dijeron que su hija habia muerto, y ya. Ni ver el cadáver, ni certificado de defunción, ni ninguna prueba. Solo la palabra. Y, como dije, no fue en fechas cercanas a la Guerra Civil, sino poco antes de la llegada de la democracia. Increíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario