viernes, 13 de julio de 2018

Solo sí es sí y nadie tiene que soportar oír lo que no desea, completamente de acuerdo

"Si una mujer no dice sí expresamente, todo lo demás es no". No puedo estar más de acuerdo con las palabras de Carmen Calvo, Vicepresidenta del Gobierno.

Al menos así se acabará la inseguridad jurídica actual (tanto para hombres como para mujeres). Ya ellos sabrán a lo que se arriesgan. Que antes de acostarse con una mujer el hombre se asegure que la mujer está de acuerdo en acostarse con él (o ellos). Y si no que se atengan a las consecuencias. Allá ellos si el consentimiento lo quieren firmar, grabar o lo que sea. Que se busquen una mujer de confianza o de lo contrario, repito, que se atengan a las consecuencias. Las reglas claras y al que no le gusten que no juegue.

Por cierto, en el mismo artículo se dice que Carmen Calvo "se ha referido a países como Suecia y Alemania, que han introducido estas modificaciones en sus códigos penales". Desconozco la literalidad de dichas legislaciones, pero no suena mal.

Por lo demás, lo que me parece una auténtica aberración jurídica es el actual estado de cosas en este tema en España, donde nadie sabe a que atenerse. Ello produce, repito, una inseguridad jurídica con la que hay que acabar. Las cosas claras. Y después que cada cual decida con quien se quiere acostar y a que riesgo.

También estoy completamente de acuerdo en que se penalicen, como acoso, las agresiones verbales sexistas, comúnmente de hombres a mujeres. Ya traté el tema aquí. Me reafirmo en que nadie debe ser obligado a escuchar lo que no desea. Y añado que el que obligue a otra persona a escucharlo debe ser castigado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario