viernes, 14 de julio de 2017

¿Se puede ir al mercado y comprar hijos sin madre?

Sí, se puede. Es lo que me entero por casualdiad que ha hecho Cristiano Ronaldo a través de un llamado "vientre de alquiler". Ha comprado dos gemelos (algunos dicen que también su primer hijo fue producto de este método). No valoro las circunstancias de Cristiano Ronaldo, que desconozco. Tampoco las de la mujer que "alquiló" su vientre; me podrá gustar más o menos, pero allá cada cual con lo que quiere hacer con su cuerpo. Pero lo que sí tengo que valorar son los derechos de los niños nacidos. Entre esos derechos están el de tener un padre y una madre. Y conocerlos. Pero no va a ser así. Han sido comprados y, en la práctica, serán propiedad del padre, el cual en principio les va a negar toda relación con su madre hasta que ellos puedan tomar esa decisión por sí mismos, allá por sus dieciocho años.

Como digo, no valoro el caso personal del futbolista. Pero me parece una auténtica barbaridad que se estén concibiendo seres humanos como si fueran gatitos de compañía. Este caso es un ejemplo del punto al que estamos llegado en nuestra sociedad. En base a la libertad individual se hacen contratos que imvolucran a otros seres humanos que, al no haber nacido, no pueden opinar. Y a esos seres humanos se les niega el derecho a un padre y una madre.

Nuestra sociedad está olvidando que nadie tiene derecho a tener hijos. Pero todos los hijos tienen derecho a tener un padre y una madre, su padre y su madre naturales, a menos que circusntancias de fuerza mayor lo impidan.

Y es que el resumen de todo esta texto está en la respuesta que Cristiano Ronaldo le da a su hijo cuando pregunta por su madre. ¿Acaso eso no viola los más elementales derechos de un niño?

No hay comentarios:

Publicar un comentario