sábado, 20 de enero de 2007

Cuando la fiesta se acabe y se apaguen las luces

Una de las frases que Rajoy le dijo a Zapatero (cito de memoria) fue "cuando la fiesta se acabe y se apaguen las luces, el único que estará a su lado seré yo". Así será. Porque puede suceder que las cosas se pongan verdaderamente feas (ojalá que no) porque ETA decida ir a por todas; es posible que llegue un momento en que los etarras den por sentado que Zapatero no va a poder cumplir los compromisos (cada vez más públicos y evidentes) adquiridos con ellos en privado. Y puede ser que entonces decidan hacérselo pagar como solo saben hacerlo, con una ola de atentados salvajes.

Si eso sucede y a Zapatero no le queda más remedio que utilizar toda la dureza del Estado de Derecho contra ETA, llegando incluso a tener que endurecer ese mismo Estado de Derecho contra la banda terrorista, es más que evidente que para ese viaje no podrá contar con sus actuales compañeros nacionalistas, independentistas y comunistas. Será entonces cuando necesariamente tendrá que recurrir al Partido Popular, el único (con alguna posible excepción, como CiU) que estará a su lado en la verdadera batalla por derrotar a ETA.

1 comentario:

  1. Eso será suponiendo que ZP tenga el suficiente sentido común para no ponerse del lado de los terroristas y separatistas; no sé por qué me da que todavía quiere ganar la guerra civil 70 años más tarde. Después de lo visto, todo es posible con este miserable. Yo que Rajoy tomaría precauciones más severas por si las moscas. Algo blandurris me parece, muchas de las cosas que han pasado no hubieran ocurrido si Rajoy tuviera más picardía y se fiara menos de quienes no han sido nunca fiables.

    ResponderEliminar