miércoles, 21 de mayo de 2008

Cedo al chantaje contra mi libertad

Desde los comentarios de este blog se me ha sometido a un salvaje chantaje intelectual, ante el que, a mi pesar, creo que debo ceder.

Y es que Stewie Griffin aprovecha un comentario para lanzarme un auténtico interrogatorio que nada tenía que ver con mi texto:


Dicho esto, me gustaría preguntarle al señor Palacios si comparte las opiniones del calvinista recién incorporado a Red Liberal.

Es que ¿acaso son ustedes el equivalente de los islamofascistas? ¿Creen que todo vale con tal de imponerle al resto sus creencias? ¿Esta usted de acuerdo con la primacía del llamado Derecho Divino? ¿apoya la legislación que implica agresiones contra homosexuales? ¿Se identifica usted con todo esto? ¿le da igual? ¿Se distancia rotundamente?



Ahi es nada. Hace mucho tiempo leí una frase que me gusto: Yo soy esclavo de mis palabras y dueño de mis silencios. Al parecer este señor no la comparte, y pretende hacer a los demás, o al menos a mí en este caso, también esclavo de las palabras no pronunciadas (en este caso no escritas más bien). Porque en mi siguiente texto se nos baja, nuevamente sin venir para nada a cuento, con este comentario:


Ahora tenemos a un nuevo reaccionario y el señor Palacios parece que le hace el juego.

Que asco!



Y no contento con ello, añade a renglón seguido (literalmente) otro comentario más:


Pues nada, señor Palacios, a quemar brujas y sodomitas todos de la mano.


O sea, que si callo, este señor se permite el derecho de insinuar, o casi afirmar, que yo estoy a favor de no se qué cosas. Lo dicho, un auténtico chantaje intelectual, ya que me obliga a pronunciarme sobre algo que, de no hacerlo, quedaré (por lo escrito por él) como un auténtico extremista.

Pues bien, este hombre no solo es comentarista de este blog, sino que también tiene blog propio, y hasta forma parte de Red Liberal, por lo que, claro, se considerará liberal a sí mismo, además de que, al parecer, hay otros que también lo consideran así. Nada que objetar a la libertad de cada uno. Pero, eso sí, vivir para ver, porque menudo concepto de libertad el obligar a pronunciarse a alguien sobre algo, a riesgo de si no lo hace directamente encasillarle donde se desea. En fin, así es la vida.

Pero vamos al grano. Por una vez, y espero que sin que sirva de precedente, cedo al chantaje intelectual de este hombre, y voy a contestar a su interrogatorio.

Uno. Es que ¿acaso son ustedes el equivalente de los islamofascistas?

Mire usted, yo, que soy un individualista, respondo solamente por mí, y por nadie más. No, no me considero el equivalente de los islamofascistas. Pero si usted quiere considerarme así, es muy libre de hacerlo, hasta en este blog.

Dos. ¿Creen que todo vale con tal de imponerle al resto sus creencias?

Creo que absolutamente nada vale para imponer ninguna creencia o idea a nadie, sea la misma social, política o religiosa. Creo en la libertad de pensamiento, y creo que cualquier idea, por más alejada que esté de la mía, merece ser defendida si lo es pacíficamente. Por poner un ejemplo, soy cristiano, y por lo tanto probablemente lo más alejado de mis ideas espirituales sean los satanistas, pero hasta la libertad de ellos defiendo, siempre que se comporten pacíficamente. Y por poner otro ejemplo, defiendo políticamente la libertad, y también probablemente lo más alejado de mis ideas políticas sean el comunismo, el nazismo, el fascismo y el islamismo, los cuales detesto (las ideas, no las personas), pero hasta la libertad de ellos defiendo, siempre que se comporten pacíficamente.

Tres. ¿Esta usted de acuerdo con la primacía del llamado Derecho Divino?

Para nada. La moral cristiana ha de ser una moral personal, promovida socialmente desde la persona, la familia y la iglesia, pero aceptada solo y exclusivamente de forma totalmente personal y voluntaria. Creo y defiendo, además, una estricta separación entre la religión (todas y cada una de ellas) y el Estado.

Cuatro. ¿apoya la legislación que implica agresiones contra homosexuales?

Entiendo que los homosexuales deben tener todo el derecho a serlo, además de todos los derechos sociales, civiles, políticos, laborales, etc., excepto el derecho al matrimonio y a la adopción de hijos.

Cinco. ¿Se identifica usted con todo esto?

Ahi están mis respuestas. Juzguen los lectores, entre ellos mi interrogador.

Seis. ¿le da igual?

Nada que tenga que ver con la libertad me da igual. Lo que no implica que deba escribir sobre las cosas que los comentaristas quieran.

Siete. ¿Se distancia rotundamente?

Creo que mi posicionamiento ha quedado claro.

Ahí quedan mis respuestas y mi reflexión previa. Y repito, no se acostumbren a lanzarme desafíos de este calibre (que pueden hacerlo libremente, por supuesto), con la esperanza de que caiga en el jueguito. En esta ocasión he cedido, no de demasiada buena gana, pero dudo que vuelva a hacerlo.

28 comentarios:

  1. Muchas gracias, nada que objetar.

    Simplemente es que usted es parte de Red Liberal, y cuando lee el blog del nuevo fichaje se queda con el dato anecdotico de que han expulsado a Ira. Y eso, junto con su posterior silencio me sorprendió.

    Borro esos comentarios, perdone las molestias.

    ResponderEliminar
  2. Gran post. Si de verdad piensa y actúa como dice aquí, es usted un auténtico liberal (lo siento si doy la impresión de estar entregando un carnet de liberal, pero creo que al final, las ideas las definen quienes creen en ellas).

    Un único apunte. Donde pone que rechaza el "islamismo", entre otros, diga el "fundamentalismo". Creo que el islam es una religión que puede ser practicada de forma liberal (véase Turquía, Túnez, a pesar de todos sus defectos), igual que el cristianismo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mario la acabas de cagar, en menos de 10 min habrá aquí a dos o tres llamándote descreído y diciendo que todos las personas de cultura islámica son islamofascistas, y que no hay ni un 1% moderado que se salve de la quema.

    Posiblemente aderezado con gritos de ¡vamos a morir!.

    Y es que sí, el islamofascismo es una amenaza, pero de ahí a caer en una histeria parecida a la progresía con el timo del cambio climático...

    A mi me suena a orwelliano, el enemigo exterior que todo lo justifica. Ayer fue la URSS, hoy el islam. Todo para no cuestionar al imperio americano ni a la élite económico-política que se esta beneficiando a costa del resto.

    Saludos. A3!

    ResponderEliminar
  4. Coindico plenamente en las respuestas. Me identifico absolutamente. También he tenido que responder a interrogatorios de este tipo en muchas ocasiones.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. "...El Imperio americano ni a la élite económico-política que se está beneficiando..."
    ¡Dios mío, hemos vuelto a 1975!

    ResponderEliminar
  6. La amenaza de la URSS fue un montaje de los yanquis, así como la guerra contra la Alemania nazi fue una guerra promovida por los financieros judíos. Ni los nazis ni los soviéticos pretendían expandirse. Cualquier habitante de Europa del Este puede confirmar que allí nunca pasó nada, ni fueron ocupados por unos ni por otros. Sucias y asquerosas mentiras imperialistas. Con el Islam pasa lo mismo.

    ResponderEliminar
  7. Yo no digo eso, lo que digo es que la URSS no necesitaba la carrera armamentística para caer, sencillamente era un sistema insostenible y antes o después hubiese desaparecido sin necesitar que el estado americano creciese y se expandiese.

    Cosa por supuesto de la que se beneficiarón algunos, como sucede ahora. Los ricos sacan beneficios, los pobres sufragan los gastos y ponen los muertos, el gobierno crece.

    ResponderEliminar
  8. Stewie, muy bien dicho. La URSS no fue frenada por nadie tras la segunda guerra mundial, se pararon en Alemania oriental porque ya tenían bastante con violar a dos millones de berlinesas. Y como no fueron frenados primero, tampoco fueron desgastado después en una costosísima guerra fría en la que se quedaron sin dinero y con una tecnología obsolet frente a la de los imperialistas. Todo mentira, sí sí sí.

    Se cuenta por ahí que un asesor le dijo a un presidente de USA: "démosle cuerda a los soviéticos y ellos sólos se ahorcarán" a lo que el presidente respondió: "si les damos más cuerda nos ahorcarán a nosotros".

    ResponderEliminar
  9. @ mansur,

    Esas generalizaciones son falaces y no menoscaban mi comentario: el islam puede ser practicado de forma congruente con el liberalismo, igual que el cristianismo en su momento fue totalitario y hoy en día ha evolucionado hacia posturas compatibles con la libertad y la democracia.

    Y repito, no me resigno a conseguir promover una visión heterodoxa del Islam (como pasó hace siglos con el cristianismo) que sea compatible con la libertad, la democracia y el respeto por la libertad de creencias.

    ResponderEliminar
  10. Me parece sencillamente admirable su respuesta. La verdad es que a mí también me intrigaba cuál era su postura con respecto a las afirmaciones de Valcárcel, pero le aseguro que no era de mala fe, sino simple curiosidad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Yo la verdad es que no voy por ahí, reconozco que el islam es una religión completamente distinta de la cristiana y que tiene como fundamento la guerra santa.

    Yo lo que niego es que:

    a) Todos esos millones de personas sean todos unos monstruos despreciables, porque antes de musulmanes son individuos.

    b) La situación es problemática y el terrorismo suicida es un problema, pero es que hay blogs en los que uno entra y poco más cree que se acaba el mundo. Exagerar no va a ayudar en nada más que formar fanáticos que lo usaran de excusa para acabar con nuestras libertades y asesinar a inocentes.

    ResponderEliminar
  12. Obviamente yo me refería a los acertados comentarios de Stewie, de que los soviéticos no representaban una amenaza.

    Con el Islam sucede lo mismo. La Sharia es una invención de los occidentales, igual que lo de que el Corán recoge que las mujeres valen menos que los hombres o lo de la guerra santa contra el infiel. Todo es una invención, y aunque fuera cierto, una religión que dice estas cosas es perfectamente compatible con el liberalismo.

    ResponderEliminar
  13. El último comentario era para Mario García.

    ResponderEliminar
  14. @ Stewie,

    Lo de la "guerra santa" no es algo ajeno a los cristianos, pues si no recuerdo mal, hubo una cosa llamada "cruzadas".

    @ Mansur,

    No defiendo al Islam, defiendo que es una religión que puede moderarse, como le pasó al cristianismo.

    Dices: "La Sharia es una invención de los occidentales, igual que lo de que el Corán recoge que las mujeres valen menos que los hombres o lo de la guerra santa contra el infiel. Todo es una invención, y aunque fuera cierto, una religión que dice estas cosas es perfectamente compatible con el liberalismo".

    Léete esto que pone la Biblia y relaciónalo con las acciones del cristianismo a lo largo de la Historia: http://www.gotquestions.org/Espanol/pena-muerte.html

    ¿Una religión que dice eso es compatible con el liberalismo? Parece que si se interpreta como una metáfora, sí. Y a eso me refiero yo cuando hablo de "musulmanes heterodoxos".

    ResponderEliminar
  15. Mario, vamos a ver. Primero la pena de muerte contra los criminales puede ser perfectamente liberal. Además los cristianos se rigen por el Nuevo Testamento, no por el Antiguo.

    ¿Puede alguien cuya religión le obliga a creer que la mujer es inferior ser liberal? No. Esa es la diferencia. No hay ningún dogma católico que te impida ser liberal.

    Otro caso es el de los nazis "heterodoxos", "moderados" etc. Da igual que defiendan la supremacía aria, también pueden ser liberales, ¿no?

    ResponderEliminar
  16. @ mansur

    El link que te he pasado no habla de la pena de muerte, sino de las conductas para las que se propone la pena de muerte.

    ResponderEliminar
  17. ¿Pero es católico? Claro que no. Eso no es liberal, ya se lo digo.

    No me venga usted con rollos como los del presbiteriano ese, que de liberal tiene lo que yo de maoísta.

    No me ha respondido aún si una religión que cree que el valor de una persona es inferior al de otra puede ser liberal.

    Y ahora me habla de

    ResponderEliminar
  18. @ Mansur

    ¿Tengo que explicarte el significado de "heterodoxia"?

    ResponderEliminar
  19. Esta sí que es buena. Dígale usted a un musulmán que Mahoma se equivocaba en sus preceptos. Ya verá, ya...

    Debería escribir el manual del musulmán modelno (apóstata lo llaman ellos), contando que eso del Corán y lo que Allah le dijo al Profeta está ya un poco pasado, qué demonios.

    ResponderEliminar
  20. Los de Muslims Against Sharia pretenden precisamente extirpar del Corán lo que les parece que es imposible que venga de Dios. Trabajo tienen.

    ResponderEliminar
  21. El cristiano que culpa a la propia religión islámica de todos los males de los países islámicos -no intento aludir concretamente a nadie, pero que se dé por aludido quien se tenga que dar- se escandalizará cuando lea a algún antirreligioso furibundo que culpa a la religión en general de todos los males del mundo, sin darse cuenta de que su error es el mismo. Cae en un indecente determinismo histórico más erróneo incluso que el de Marx, ya que lo más probable es que la superestructura económica sea más influyente que la religión -mas ¡nunca determinante!

    Hay que entender que en el curso de la historia de una civilización influye cada rasgo de la misma: economía, costumbres, cultura, ciencia, religión, etc. Pero lo que determina el curso de la historia, lo que determina el progreso, no es otra cosa que el conjunto de las elecciones que cada individuo, con su albedrío innato y con su privada mente, realiza, con condicionantes pero sin determinantes.

    ¿Tenemos que buscar causas que, como la estructura económica o política o como un libro, nos eximan de admitir que el hombre, sencillamente, puede elegir el mal? En cuanto a los condicionantes de la elección humana, ¿no habrá que notar el hecho de que las sociedades suelen oponerse a todo cambio o avance hasta que algunos o muchos individuos eligen rebelarse contra el monstruo, y que eso también ha ocurrido con el catolicismo?

    Es posible que los países bárbaros-islámicos cambien sin que el Islam desaparezca de la faz de la Tierra. Mientras tanto, si ellos nos eligen como enemigos, huelga decir que debemos defendernos, y no creo que deban permitirse esos fuertes crímenes "con la ley en la mano" que son adecuadamente denunciados en RL, pero ese es otro tema.

    ResponderEliminar
  22. Añado para ser más claro:

    ¿no habrá que notar el hecho de que las sociedades, con o sin Islam, suelen oponerse a todo cambio o avance(...)?

    ResponderEliminar
  23. Añado para ser más claro:

    ¿no habrá que notar el hecho de que las sociedades, con o sin Islam, suelen oponerse a todo cambio o avance(...)?

    ResponderEliminar
  24. @ Mansur

    Los chiíes son heterodoxos. http://es.wikipedia.org/wiki/Chi%C3%AD

    ¿Acaso no se produjo el cisma protestante en el Cristianismo? Pues nada impide que una nueva corriente teológica heterodoxa interprete de modo diferente las enseñanzas de Mahoma e interprete de modo distinto el contenido del Corán.

    Pasó en el cristianismo y con esfuerzo pasará en el islam.

    ResponderEliminar
  25. Pero es que es dificilísimo hacer interpretaciones sobre determinados mandatos del Corán.

    Claro que hay musulmanes buenos, a pesar del Islam, a pesar del Corán. Justo lo contrario que con el Cristianismo y los Evangelios. Esa es la radical diferencia.

    La única esperanza que tengo es la de musulmanes que no hagan interpretaciones del Corán, pero porque no lo lean. (Ni las escuchen, claro)

    ResponderEliminar
  26. Algunas comparaciones se las traen. Quizás de ahí venga lo de liberalismo "progresista".
    Vamos a ver, ¿a qué lógica obedece que las religiones se puedan comparar por el mero hecho de ser... religiones?

    A la religión católica se le puede, efectivamente, atribuir la inspiraciones de hechos tétricos. Como al liberalismo algunos le atribuyen el terror de la Revolución Francesa y no por ello se compara al fascismo o al comunismo con él porque todas son ideologías y si la primera ha evolucionado las otras también pueden.
    Oiga, pues no; las segundas no tendrían que evolucionar, sino transformarse hasta punto tal que quedasen irreconocibles.

    Y es que hay religiones cuya esencia es profundamente antiliberal. Podemos creer que evolucionará como la católica, pero para eso hay que olvidarse de los libros sagrados de ambas y de los últimos siglos en ambas, porque unos han hecho posible la libertad en sus dominios y otros siguen en la Edad Media.

    Stewie, tambien los fascistas y los calvinistas son antes que nada individuos, compadre. ;-)

    ResponderEliminar
  27. Me sorprende la inquina que algunos han cogido a la palabra "progreso".

    Te puedo asegurar que muchísimos turcos consideran compatible ser musulman de una forma moderada y ser un demócrata. Claro, quizá han olvidado sus libros sagrados. Como la mayor parte de los católicos.

    Por supuesto, fascistas, anarquistas, comunistas, liberales, católicos, protestantes, musulmanes... lo que sea, son todos individuos con sus derechos.

    Y sí, precisamente todas las religiones son comparables por ser religiones. La diferencia está en el grado de tolerancia que profesen hacia la disidencia. Hoy en día, la mayor parte de los musulmanes tienen desgraciadamente inculcado un profundo sentimiento de intolerancia que, con el paso del tiempo y las influencias liberales dejarán atrás.

    No estoy haciendo una especial defensa de los musulmanes (aunque el devenir de la conversación me halla llevado a una posición que así lo haga parecer), pero sí opino que una concepción musulmana mucho más despegada de los dogmas y de la impisición de creencias debe ser no sólo tolerada por los liberales occidentales, sino fuertemente impulsada para expulsar a los fundamentalistas.

    Siendo enemigos de todo registro musulmán, sólo haremos que los moderados se unan a los fundamentalistas.

    ResponderEliminar
  28. Mario, usted puede esperar todos los cismas que quiera en el Islam, pero a día de hoy el Islam sigue siendo incompatible con el liberalismo,y mucho me temo que lo seguirá siendo por lo que ya le he dicho: renunciar a una parte del Corán significa afirmar que Mahoma se equivocaba. Y como se ha comentado, cambiar el Islam para hacerlo compatible con la democracia y la libertad significaría transformarlo en algo tan distinto que dudo mucho que se le pudiera seguir llamando Islam. Hasta que llegue ese día (si llega, que lo dudo, el optimismo antropológico ha conducido a los mayores desastres) debemos plantarles cara, hacerles ver que no vamos a tolerar ni Sharias ni coranes tal y como están redactados en la actualidad.

    Habla de Turquía, pero se le olvida mencionar que allí la democracía está cogida con pinzas por el ejército. Por no hablar de su gobierno islamista...Y si para usted los chiíes son un ejemplo de lo que debe ser un musulman, pues vamos listos.

    ""Y sí, precisamente todas las religiones son comparables por ser religiones. La diferencia está en el grado de tolerancia que profesen hacia la disidencia. Hoy en día, la mayor parte de los musulmanes tienen desgraciadamente inculcado un profundo sentimiento de intolerancia que, con el paso del tiempo y las influencias liberales dejarán atrás.""

    No Mario, el sentimiento de intolerancia no es cultural, sino que es un mandato que viene en el Corán y la Sharia (ay, infieles). Le vuelvo a repetir que lo que usted pide es, lisa y llanamente, una religión tan distinta del islamismo como lo es la santería del catolicismo.

    ResponderEliminar