miércoles, 21 de mayo de 2008

Me alegro, pero me lo temo

Me alegro, y mucho, de la detención en Francia de la cúpula de la banda terrorista ETA. Es la única vía para acabar con esta gente. Perseguirles, detenerles, juzgarles y que pasen el resto de sus miserables vidas en prisión. Punto.

Pero ETA no está acabada. Es más, está reforzada. Y después de unas detenciones como las presentes, que deben haber supuesto para la banda un durísimo golpe, mucho me temo que va a intentar demostrarlo. Ojalá me equivoque.

1 comentario:

  1. Debemos, y ahora sí, apoyar al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la lucha contra ETA. Lo pasado, pasado está. Tiempo de mirar hacia delante y de aunar esfuerzos con la ayuda de Alberto Ruiz Gallardón. El enemigo común es el separatismo terrorista.

    ResponderEliminar