lunes, 24 de agosto de 2015

La solución: Campos de inmigrantes controlados por el ejército

El titular sería estúpido en gran manera, pero lo peor es que la estupidez es mayor, porque es cierto:

El desafío migratorio desborda a los Gobiernos de la Unión Europea

Un continente puesto en jaque por unos inmigrantes ilegales. Y, claro, por el estúpido buenismo de sus propios ciudadanos.

Hace tiempo, comentando una crisis de inmigrantes en España, escribí este texto:

Crisis de inmigración: ¿Y para qué tenemos un ejército?

Y me reafirmo en este párrafo que escribí entonces:

Es evidente (al menos para mí) que en una situación de dramática emergencia como ésta, que sobrepasa ya con mucho las medidas estrictamente policiales, habría que utilizar al ejército para crear campos de retención de inmigrantes indocumentados, en los cuales se les retuviera indefinidamente hasta que sus países de origen cumplieran con la obligación de acogerles (respetando escrupulosamente, por supuesto, todos sus derechos humanos).

Tal vez a algunos les parezca demasiado duro. Pero quiero señalas dos cosas. La primera, que entrar en un país ilegalmente es ilegal, por muy verdad de Perogrullo que parezca. La segunda, que si Europa sigue permitiendo las entradas masivas e indiscriminadas de inmigrantes ilegales se va a enfrentar (aún más) a un aumento de la amenaza terrorista, a una carga social cada vez más pesada y a una perdida de identidad cada vez mayor. Algún día llorarán por no haber tomado las medidas necesarias. Entonces será demasiado tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario