martes, 25 de agosto de 2015

La violencia física brutal entra en política

Han pegado una paliza brutal que la ha dejado inconsciente a la líder de Vox en Cuenca, una muchacha de 18 años llamada Inmaculada Sequí. Todo apunta a que las razones han sido políticas, pues eran unos desconocidos, antes de emprenderla a golpes con ella la llamaron fascista, y no le robaron nada. Esos son los hechos.

Aún no se puede apuntar a nadie. Pero creo que todos tenemos en mente el discurso de odio y violencia verbal que está entrando en la política española. Y de ahí a la violencia física hay un paso. Algunos ya lo han dado y esta joven ha sufrido las consecuencias.

Desde este pequeño rincón que defiende la libertad mi total condena de lo ocurrido y también mi total solidaridad con Inmaculada, con su familia y con su partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario