martes, 6 de octubre de 2015

La guerra que viene (entre Israel y los palestinos)

No estoy hablando de la guerra entre Rusia y Estados Unidos por cuenta del apoyo ruso a Siria y sus violaciones del espacio aéreo turco, no, que esa se quedará en simples fuegos de artificio. De la guerra que estoy hablando, y que va a estallar más tarde o más temprano (mucho me temo que más temprano que tarde) es la guerra defensiva de Israel contra los palestinos.

Desde hace tiempo el gobierno terrorista de Hamas en Gaza se está rearmando nuevamente, así como a la chita callando construyendo nuevos túneles por los que llegar a territorio israelí para asesinar o secuestrar israelíes. El aumento de la tensión se ha disparado en los últimos días por culpa de que terroristas palestinos han asesinado a cuatro ciudadanos israelíes, ante lo cual Israel está tomando medidas para prevenir más ataques. A eso hay que añadir motines y ataques contra las fuerzas israelíes en los puntos de control entre Gaza e Israel, en Cisjordania e incluso en la misma Jerusalén. También Hamas ha reanudado el lanzamiento de misiles tierra-tierra desde su territorio contra Israel. Ante lo que el gobierno palestino de Cisjordania opta por ponerse casi de perfil, equiparando las medidas defensivas de Israel con las medidas ofensivas de los terroristas; y digo "casi" porque al final siempre opta por, de un modo u otro, condenar a Israel y justificar a Hamas. Entre otras cosas.

Nada de esto es casual, como nunca lo es. Todo apunta a nuevas provocaciones de parte de los palestinos, especialmente de Hamas, completamente organizadas, para que Israel no tenga más remedio que defenderse y así poder hacer ante el mundo algo que saben hacer perfectamente bien, el teatro victimista, por más que la obra sea al precio de los muertos de su propio pueblo, que para ellos son tan solo números para usar en la propaganda antiisraelí.

En el ambiente se masca una nueva Intifida, o una nueva guerra abierta entre Hamas e Israel, o peor aún, las dos cosas a la vez.

Esa es la guerra que viene. Quiero equivocarme. Pero me temo que va a ser que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario