miércoles, 28 de octubre de 2015

Las encuestas ahora no valen para nada (actualizado 8 veces)

Rajoy podría conseguir mayoría absoluta o quedarse en 50 diputados. El desafío separatista catalán, ya acelerado, ha cambiado las cosas hasta ese punto. La propuesta de JxSí y la CUP de iniciar de inmediato el proceso de independencia de Cataluña va a dar un vuelco simplemente espectacular a la campaña electoral y a las previsiones actuales de resultados. Rajoy se va a ver obligado a actuar. De hecho ya lo está haciendo. Su declaración institucional ha sido mucho más dura de lo acostumbrado. Pero de esa dureza en las palabras no le va a quedar más remedio que pasar a la dureza en los hechos cuando esa propuesta se vote en el parlamento catalán. Si se aprueba, ese será el momento de la verdad para Rajoy. Del acierto o fracaso de lo que haga dependerá que pueda conseguir un enorme éxito electoral o un estrepitoso fracaso.

Actualización:
La cosa va a toda velocidad. Estamos hablando de votar el texto la próxima semana.
Porque leo en La Vanguardia esto:
La Mesa del Parlament admitió ayer el texto y hoy lo tramitará de urgencia, por lo que está previsto que se abra un breve plazo de enmiendas obligado con el objetivo de que se apruebe en un pleno previsiblemente la próxima semana.

Actualización 2:
Hay fecha límite, antes del 9 de noviembre. O sea, efectivamente la semana que viene.
Y es que sigo leyendo en La Vanguardia:
Según fuentes parlamentarias, está previsto que la Mesa se reúna de nuevo el miércoles para tramitar la propuesta con carácter de urgencia, con el objetivo de que pueda llevarse a un pleno extraordinario antes del debate de investidura, previsto para el 9 de noviembre.

Actualización 3:
Aquí dejo un enlace con el, literalmente, texto íntegro de la propuesta de resolución de Junts pel Sí y la CUP.
Sí que mete miedo, sí.

Actualización 4:
Estos son los números en el Parlamento de Cataluña:
JxSí (62) más la CUP (10) suman un total de 72 diputados, y la mayoría absoluta está en 68. La barbaridad está servida. Ya solo queda esperar. Esperar poco, eso sí.

Actualización 5:
Hablando de barbaridades, el mismísimo Estatuto de Cataluña de 2006 (aquel tan necesario para los nacionalistas y del que ya nadie se acuerda), que es el que está en vigor, dice textualmente esto, en sus artículos 222b y 223b:
La aprobación de la reforma requiere el voto favorable de las dos terceras partes de los miembros del Parlamento...
O sea, que para comenzar una reforma del presente Estatuto de Cataluña haría falta que votaran favorablemente 90 diputados autonómicos catalanes. La barbaridad es tan grande que esta gente no solamente están violando la Constitución (que, sin duda, es objetivamente la peor barbaridad legal), sino que también se están saltando a la torera su propia legalidad catalana. Tiene narices la cosa. Y todo ello con un apoyo objetivo en votos de menos del 48% del electorado. Son ganas de cargarse la democracia en Cataluña y querer partir la sociedad catalana en dos.

Actualización 6:
Editorial de El País totalmente equidistante entre Rajoy (la legalidad, guste o no guste el personaje) y los separatistas (la más abierta ilegalidad desde el intento de golpe de estado del 23-F). La cabra tirando al monte una vez más.

Actualización 7:
Rajoy busca el apoyo de Sánchez y Rivera para agotar todas las vías antes de aplicar el 155, en Libertad Digital.

Actualización 8:
Pero ya dice el dicho que la abundancia dura poco en casa del pobre. Y es que mientras el PSOE, a través de su líder, escenificaba (nunca mejor dicho) esa supuesta unidad con el Gobierno, el PSC se negaba a mostrar esa misma unidad con Ciudadanos en el Parlamento de Cataluña en una propuesta de este último partido pidiendo algo tan básico como respeto a la democracia, a la Constitución Española y al Estatuto de Cataluña, el cumplimiento de la legalidad, respetar la diversidad social y política en Cataluña y que el Parlamento de Cataluña no se utilice de forma partidista. Algo, repito, básico. Pues el PSC no ha querido apoyar en ello a Ciudadanos. Y ya tenemos otra cabra tirando al monte de la equidistancia entre los que piden el respeto a la legalidad y los que la incumplen.

2 comentarios:

  1. No se preocupe,Rajao,como su nombre indica,no parece tener capacidad,inteligencia y cojones,para hacer lo que la ley dicta,lo que cualquier gobernante serio haria y lo que cualquiera que supiese aprovechar las oportunidades que se le presentan jamas desaprovecharia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rajoy ahora tendrá que actuar, y además bien, porque le va su supervivencia política en ello. Si se equivoca, lo dicho, poco más de 50 diputados.

      Eliminar