domingo, 22 de noviembre de 2015

Cuando se quiere, se puede

LD: Francia cerrará las mezquitas en las que se predica el odio.

Y no solamente eso. Esto también:

El expresidente francés y líder de la oposición conservadora, Nicolas Sarkozy, había pedido la expulsión "manu militari" de "los imanes que recen oraciones de signo radical" y que se cierren sus mezquitas.

Y más aún:

El ministro del Interior aseguró que el Gobierno siempre ha alertado de la elevada amenaza que pesaba sobre Francia y que por ello han dedicado más efectivos a la lucha contra el terrorismo y se han adoptado nuevos dispositivos legales para combatirlo. También recordó que hay 34 procedimientos de expulsión de imanes y se comprometió a "ir más lejos" si fuera preciso.

Y termina así:

"Esto es simplemente el principio", señaló. "La respuesta va a ser amplia, una respuesta total. Vamos a ser implacables. Los terroristas jamás destruirán la República. La República les destruirá a ellos".

Así están las cosas en Francia. Y no creo que es cuestión de plantearse si Francia es una democracia o no. O si allá se defiende la libertad o no. Digo yo. O sea, que cuando se quiere, se puede. Dentro de la democracia y de la libertad. Pero, claro, primero hay que querer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario