jueves, 19 de noviembre de 2015

La maldita equidistancia socalista-comunista-podemista entre asesinados y asesinos

A veces uno, desde Houston, no puede evitar sentir vergüenza ajena (o propia, como español) sobre determinadas cosas (demasiadas ya) que pasan en España. Me estoy refiriendo al minuto de silencio que guardaron representantes del PSOE, de IU y de Podemos en el Ayuntamiento de Córdoba por las víctimas del ataque de Francia en Rakka (capital del Estado Islámico) posterior a los atentados terroristas de París.

Los atentados parisinos lo fueron contra objetivos civiles y en ellos murieron 129 civiles, inocentes y desarmados. Los ataques de las fuerzas francesas fueron contra objetivos militares del Estado Islámico y ellos murieron algunos terroristas y ningún civil.

Y es que siempre es la misma historia. "Nosotros estamos contra la guerra. Contra todas las guerras." "Nosotros estamos contra la violencia. Contra toda violencia, venga de donde venga." "Nostros estamos con las víctimas. Con todas las víctimas, las de todos los bandos, porque todas las vidas valen igual". Y un largo etcétera que tiene como objetivo siempre el mismo. Intentar hacer dos cosas a la vez, contentar a la opinión pública y no molestar a los asesinos. Guardar esa maldita equidistancia entre asesinados y asesinos, que en la práctica equipara a las víctimas inocentes con su verdugos terroristas.

¿Se puede ser más miserable en esta postura de perfil? Por supuesto que sí, y los partidos españoles de izquierda acabarán encontrando la forma de demostrárnoslo.

Por lo demás, estoy completamente de acuerdo con el texto Minuto de silencio por los terroristas de EI. Muchas gracias por el mismo Liberal de Bilbao.

No hay comentarios:

Publicar un comentario