sábado, 28 de noviembre de 2015

Palabra de Albert

Si no encabezo un Gobierno, estaré en la oposición. Si no soy presidente, no seré vicepresidente ni ministro de nadie. Voy a decirlo más claro: si ganamos, somos presidentes y gobernamos. Y si no, a la oposición. Y si quien gobierna depende de nuestros escaños, negociaremos punto por punto.

Palabras de Albert Rivera. Que le honran, y mucho. Espero que las cumpla, y que si el suyo no es el partido más votado haga desde la oposición todo lo que sea posible para regenerar esta maltrecha democracia española.

4 comentarios:

  1. Que le honran y darían sentido al parlamento, tan dominado por el ejecutivo cuando debería ser a la inversa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Esperemos que desde la Oposición se dedique a controlar al Gobierno.

      Eliminar
  2. Es tremendo que destaquen unas declaraciones en las que Rivera únicamente está siendo realista. Tremendo por los demás, especialmente Pedro Sánchez al que le están ganando hasta en el post-partido.

    Uno lee el programa del PSOE (armándose de mucho valor y paciencia) y se encuentra con promesas a 8 años vista, incluso más. Y la campaña la giran alrededor del objetivo de superar en votos al PP. A ver, es imposible a estas alturas aumentar un 33% tus votos. Así que en vez de decirnos lo que proponen si están cómodamente gobernando varias legislaturas, aclaren si van a intentar pactar con C's o con P's. Incluso digan si en el caso de quedar 3º y C's 2º, apoyarían a Rivera como presidente.

    Ah claro, que no tienen ninguna respuesta a esas preguntas que les deje bien. Pues me temo que se le va a hacer larga la campaña al señor Sánchez, porque ahora mismo ésas son las preguntas que se hacen los indecisos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es simple. El PSOE no tiene proyecto. Está perdido. Es inconcebible que con un gobierno malo de solemnidad, como ha sido el del PP, y que, además, ha tenido una nefasta política de comunicación, el PSOE esté probablemente a pocos días de cosechar el peor resultado de su historia.

      El otro lado es que Ciudadanos no levanta pasiones. Pero es que el PP es malo, el PSOE muy malo y Podemos rematadamente malo. En medio de eso aparece Ciudadanos y la gente le va a votar porque es el tuerto en el país de los ciegos (al menos esa es mi posición y creo que la de muchos también).

      Esa es la triste realidad de la política española en el día de hoy. Y, lo peor, que no tiene pinta de mejorar en el futuro cercano.

      Eliminar