jueves, 12 de noviembre de 2015

Propuestas de Rivera en Cádiz: Populismos, aciertos, errores y francas majaderías

De todo hubo en la presentación a bombo y platillo de las famosas treinta propuestas para cambiar España. Vamos con ello.

Empiezo por lo más evidente, el populismo del derecho a la vivienda, el derecho al acceso a los servicios públicos, etc. Está claro que lo hace para ganar votos. Está claro también que no pasaría de ser unas bonitas frases en la Constitución. Desde un punto de vista político lo entiendo, desde un punto de vista liberal lo lamento.

Aciertos son la transparencia en la Administración, la transparencia y la democratización interna en los partidos, la iniciativa popular, el fin del aforamiento de los representantes públicos, la agilización de los procesos judiciales, la despolitización de la justicia, la rapidez en el pronunciamiento del Tribunal Constitucional cuando afecte a derechos fundamentales (no más de 90 días), la mayor agilización de los debates parlamentarios y las comisiones de investigación, la limitación del indulto (que yo creo que debería suprimirse, pero algo es algo), la clarificación de las competencias del Estado y de las autonomías, la financiación territorial igualitaria, la supresión de las diputaciones provinciales, la fusión de ayuntamientos pequeños, y un procedimiento para pasar soberanía a la Unión Europea.

Vamos ahora con los errores. No proponer una efectiva separación de poderes, dejando la elección del Ejecutivo (Presidente de Gobierno, Presidentes de Autonomías y Alcaldes) directamente en las manos de los votantes, en una elección a doble vuelta. Igualmente la elección al menos del órgano de gobierno de los jueces, del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo y los Tribunales Superiores de Justicia de las autonomías debería ser por elección directa de los votantes entre jueces que cumplieran unos requisitos para esos puestos y que decidiesen optar a ellos. También no proponer un ley de referéndum vinculante para las leyes más importantes.

Y llegamos al capítulo de las majaderías. La reforma de la ley electoral, en la que simplemente se han hecho un lío con el sistema alemán; no se puede repicar y estar en la procesión, o sea, no se puede tener un sistema representativo y de circunscripciones individuales a la vez; está claro que no van a defender las circunscripciones individuales (para mí el mejor sistema), porque les perjudica; tampoco dejar la mitad en ese sistema y la otra mitad a lista única (por ejemplo), porque también les perjudica; pues bueno, entonces que las listas sean por circunscripciones autonómicas, atendiendo a criterios estrictos de población, y que las listas sean desbloqueadas, por ejemplo, para que la gente pueda elegir a sus representantes en el partido (me temo que tampoco mejoraría mucho la cosa, porque recordemos que ya existen en España las listas completamente abiertas, en el Senado, y la gente igual acaba votando borreguilmente al partido); pero ese ni chica ni limoná, pues eso, una majadería. Otra majadería es la eliminación del CGPJ para dejar sus funciones en manos del Presidente del Tribunal Supremo... que debería ser elegido por el Congreso, o sea, igual de politizada la cosa; deje que los elijan los votantes y en paz. Y finalmente otra majadería es querer sustituir el Senado actual por otro Senado en el que sus miembros serían los Presidentes de las autonomías, o sea, hacer al Ejecutivo parte del Legislativo; suprímase el Senado y punto, que si algo bueno nos han traído las autonomías es demostrar que se puede vivir perfectamente con un Legislativo unicameral.

En fin, que la propuesta de Ciudadanos no está mal, pero podía haber ido bastante más lejos en la democratización real del defectuoso sistema democrático español, así como en la división de poderes. A pesar de todo está en la buena dirección, y probablemente las majaderías se corrijan por el camino. En cualquier caso, algo es algo (puede que incluso bastante). Veremos de todo ello que se lleva al final a la práctica, porque, como decían los antiguos, el papel aguanta todo lo que le pongan, y al final de cuentas una cosa es predicar y otra dar trigo.

2 comentarios:

  1. Capita de chapa y pintura sobre PP y PSOE, manteniendo el chiringuito autonómico, un poquito de demagogia eliminando al Senado y fortaleciendo el socialismo en España...

    Al menos todavía no han robado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si consiguen meterle mano en serio al tema de la corrupción no estaría mal. Por lo demás, sí, parece que lo que van a hacer es sostener al PP y al PSOE con algunas reformas. Algo es algo.

      Eliminar