domingo, 26 de febrero de 2017

Cuando la mentira política es más que evidente

Todos los políticos mienten... pero unos bastante, otros más y otros... bueno, esos quedan en categoría especial, como algunos puertos de montaña en el Tour de Francia. Y entre estos últimos está Artur Mas, y con él todo el nacionalismo catalán. Cuando arrecia la tormenta contra él, su partido y su ideología independentista por una evidentísima y enorme trama de corrupción, no se le ocurre otra cosa que no entrar en detalles y decir que todo son montajes para acabar con el separatismo de Cataluña. He escuchado sus diatribas en RNE, y, además de corroborar que este hombre necesita asistencia psiquiátrica, me recordó en casi todo (posiblemente sin el casi) a Nicolas Maduro. En menudas manos está la política catalana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada