martes, 7 de febrero de 2017

Yo no creo en los extraterrestres, pero...

Hace mucho tiempo (más bien muchísimo) estuve dentro del mundo de los creyentes en extraterrestres, si bien nunca profundicé en el mismo, sino que tan solo participé someramente, a base de la lectura de libros sobre el tema. Tendría yo alredor de 14 años. Al poco tiempo (creo que un año, un par a lo sumo) lo dejé por dos razones. La primera es que concluí que no habia ningún tipo de evidencia racional de la existencia de seres en otros planetas, y menos aún de que estuviesen visitando la Tierra. La segunda, que en los intentos por comunicarse con esos seres, algunos de los creyentes en extraterrestres estaban utilizando la ouija, las sicofonías, la comunicación a través de la mente, las visitas a lugares en los que se podía "sentir" una gran "fuerza" de estos seres, cosas todas ellas que caen de lleno dentro del ocultismo.

Salí de ese mundo y dejé de creer en extraterrestres. Pero desde entonces hasta ahora ni he criminalizado ni he perseguido a los que creen en seres de otros planetas que nos visitan. Allá cada cual con sus creencias. Y si quieren creer en seres inexistentes, a mí no me preocupa lo más mínimo. Lo único que pido es que no me obliguen a creer en ellos, de lo cual no hay peligro alguno.

Cuento lo anterior porque no entiendo la persecución, incluso criminalización, de los cristianos por muchas gentes de izquierda en determinados lugares del supuestamente mundo libre, incluida España en un destacada lugar. Si ellos cosideran que la creencia en Dios y en Jesús como revelador de El es falsa, bastaría con ignorarlos. Lo único que cabría pedir a los cristianos es que no impongan sus creencias a nadie, de lo cual evidentemente no hay el menor riesgo.

Y cuando digo que no lo entiendo digo bien, no lo entiendo. Sería preferible dejar a los cristianos con su locura a los ojos de los izquierdistas. Cada loco con su tema y cada uno en su sitio. Por eso no me entra en la cabeza la ola de anticristianismo que está viviendo Europa en general y España en particular. La única explicación que consigo encontrar es que muy en su interior saben que Dios existe y que se reveló a través de Jesús, pero no quieren reconocerlo, para poder seguir con sus vidas en sus propias manos. Pero algo les dice que algún día tendrán que rendir cuentas ante ese Dios que niegan.

Por lo tanto, no hablamos que no creer en Dios, sino más bien de odiar a Dios. Al Dios verdadero, el que se reveló a través de Jesús, por supuesto. Y claro, como no pueden perseguir a Dios, lo hacen a los que creen en El.

2 comentarios:

  1. Sólo están en contra del nombre de tu extraterrestre. Di que se llama Alá y verás cómo te hacen la ola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso puse esto: "Por lo tanto, no hablamos que no creer en Dios, sino más bien de odiar a Dios. Al Dios verdadero, el que se reveló a través de Jesús, por supuesto."

      Eliminar