miércoles, 26 de abril de 2006

La dictadura cubana rompe límites para imponer el terror

Sé de presiones en las escuelas, en los trabajos y en los barrios de Cuba para que nadie muestre su repulsa a la dictadura comunista que gobierna la isla. Me constan las encarcelaciones y largas condenas de prisión a disidentes políticos. Sabidas son las dramáticas condiciones de esos presos políticos en la cárcel. Pero hasta ahora no había leído cosa semejante como lo que quiero comentar ahora.

Vía Libertad Digital llego a El Nuevo Herald para leer esto:

La opositora cubana Martha Beatriz Roque fue violentamente golpeada y arrastrada hacia el interior de su casa por turbas progubernamentales...

Vale la pena leer el artículo del Herald de principio a fin.

Patadas, puñetazos, bofetadas; y ello para impedir que una mujer de 61 años asista a una reunión política. Y todo, por supuesto, con la aquiescencia del poder. Brutal.

Como ella misma se pregunta, también me lo pregunto yo: ¿Hasta dónde está llegando el régimen comunista cubano para reprimir a la oposición política? ¿Hasta dónde será capaz de llegar en el futuro? Las posibles respuestas me dan miedo.

3 comentarios:

  1. Tranquilo, que seguro que ahora va la familia Bardem en pleno a presentar sus protestas en la embajada cubana.

    ResponderEliminar
  2. ¿De esto no se ocupan los organismos internacionales de Derechos Humanos?

    ResponderEliminar
  3. La respuesta es más represión hasta que se muera el tirano.

    Creo que Llamazares e Isaura Navarro ya han emitido la correspondiente protesta...

    ResponderEliminar