sábado, 1 de abril de 2006

Un pueblo y un gobierno sin dignidad

Estoy leyendo bastantes argumentos, a raíz de la elección democrática de la banda terrorista Hamas por los palestinos, en el sentido de que cuando un pueblo elige democráticamente un gobierno, dicho gobierno queda legitimado, aunque sea un gobierno terrorista.

Esa conclusión parte de la suposición de que los pueblos no se equivocan. Pues la verdad es que los pueblos se equivocan, y a veces terriblemente. Y cuando un pueblo elige ser gobernado por una banda de terroristas, lo que pasa no es que esos vandálicos asesinos quedan legitimados; lo que sucede es lo contrario, es decir que lisa y llanamente el pueblo que eligió a los terroristas queda demostrado que es un pueblo sin dignidad.

Dignidad que cada vez más queda demostrado que desconoce el gobierno palestino. Lo que he leído hoy lo confirma:

El ministro de Información palestino de Hamas, Youssef Rizka, ha justificado el último atentado contra Israel, que ayer causó la muerte de cuatro jóvenes, asegurando que "la ocupación" es la "causa de estas operaciones mártires" al "obligarnos a defendernos".

Uno siente asco ante una justificación gubernamental palestina del terrorismo. Pero la verdad es que más asco siento ante el gran apoyo popular que ese gobierno tiene por parte del pueblo palestino.

Lo he dicho y lo repito, para mí lo que hay en la ANP es un gobierno y un pueblo sin dignidad. Y que cada palo aguante su vela.

1 comentario:

  1. La decisión del pueblo palestino puede parecernos mas o menos adecuada pero debemos entender que no es un echo casual. Mucho a llovido y caído sobre ellos, y desde este lado no se pueden comprender sus actos.
    En mi modesta opinión, la solución pasaria por hacer cumplir la Carta Internacional de Derechos Humanos a qualquier govierno o organo de poder y vetar a aquellos que no lo hagan.

    ResponderEliminar