sábado, 15 de septiembre de 2007

Campeonato mundial de ajedrez

Me encanta el ajedrez. Aunque, siendo totalmente sincero, he de reconocer que no, que no me encanta. Simplemente me gusta, me gusta mucho, eso sí. Lo que pasa es que en el pasado es cierto que me encantaba. Aún recuerdo aquel enfrentamiento entre Karpov y Kasparov que me pilló en Sevilla en 1987, al que pude asistir en directo. ¡Qué tiempos! Pero últimamente he estado algo desconectado del mundillo ajedrecístico.

Por ello hasta tardé en enterarme que la agria y triste disputa entre la oficial Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) y la privada Asociación de Maestros Profesionales (PCA), que había dividido el mundo del ajedrez en dos, haciéndole perder el esplendor del pasado, se había resuelto. Fue con un enfrentamiento de unificación entre los dos campeones, Topalov (por parte de la FIDE) y Kramnik (por parte de la PCA), que se resolvió con la victoria de Kramnik.

Pues bien, ahora parece que las cosas van a coger su curso. El jueves comenzó el primer campeonato mundial de ajedrez después de la unificación, entre ocho grandes maestros. Promete ser muy interesante. Y más aún porque al parecer el sistema va a cambiar después de este encuentro, y lo que va a suceder es que en los años impares se celebrará una eliminación por sistema de copa entre 128 jugadores, y el ganador se enfrentará al campeón del mundo al año siguiente. Es decir, que este año, en Noviembre y Diciembre, tendremos la copa, cuyo ganador se enfrentará al campeón mundial que salga del torneo que empieza hoy el año próximo.

El gran favorito para mí a mantener el título es el actual campeón, Vladimir Kramnik, quien ya ganó recientemente el fortísimo torneo de Dormunt. Si no fuera él, el segundo en la lista en mi opinión sería Vishwanathan Anand (después de dos rondas son los que lideran la clasificación, siendo los únicos que han ganado una partida cada uno; hoy se enfrentan en una interesantísima partida). Aunque, claro, en un torneo de esta categoría todo puede pasar.

En cualquier caso, gane quien gane, espero que de una vez por todas el sistema se estabilice, y este nuevo esquema de competición, dando un candidato los años impares que se enfrenta al campeón los años pares, dé al ajedrez la repercusión de otros tiempos. Por lo pronto seguiré de cerca este torneo que empezó esta semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario