martes, 18 de septiembre de 2007

Esto sí es Justicia

Los acusados de intentar (repito, intentar) atentar el 21 de julio del 2005 en Londres fueron condenados a cadena perpetua (repito, cadena perpetua). Y se van a pasar un mínimo de cuarenta años (repito, cuarenta años) entre rejas. Claro, ésta es la Justicia británica (al menos en este caso), y no la "justicia" española, donde el coste de los asesinatos multiples se cuenta por meses de prisión (aquí y aquí).

1 comentario:

  1. No está tan mal la cosa en España. Al menos les dan algunos meses a los autores de atentados. Aquí en Argentina se los premia con puestos en el gobierno, gobernaciones, e incluso alguna embajada (incluída la de Madrid).

    ResponderEliminar