viernes, 14 de septiembre de 2007

El inmoral apoyo de Estados Unidos a Franco y otras dictaduras

Interesante el cuestionamiento que apareció en los comentarios de mi texto de hace ya tiempo Los defensores del apoyo de Franco a Hitler acerca de la contradicción que sería el enfrentamiento de Estados Unidos al régimen nazi y el apoyo posterior al régimen franquista.

Indiscutiblemente (al menos para mí) el sistema estadounidense es modélico en lo que refiere a política interna (a pesar de sus defectos, como todo sistema humano): libertad, democracia, igualdad de oportunidades. Ahora bien, ello no es ni mucho menos extensivo a su política exterior, particularmente en el pasado, pero con algunos ejemplos también en el presente.

El apoyo de Estados Unidos a Franco hay que enmarcarlo dentro de un apoyo general de Estados Unidos a cualquier régimen anticomunista, como serían posteriormente los apoyos de Estados Unidos a regímenes como el de Chile (Pinochet), Argentina (Videla) o Uruguay (Stroessner).

Pero ese apoyo, por más que Estados Unidos lo considerara estratégicamente necesario, no puede ser considerado como moralmente aceptable. Nunca el fin justifica los medios. Y ese apoyo a crueles dictaduras jamás debió producirse. En su lugar debió haber una absoluta no injerencia en asuntos internos, o bien un apoyo a los movimientos verdaderamente democráticos de esos países.

Pero desgraciadamente ese apoyo a crueles dictaduras por parte de Estados Unidos no es cosa del pasado sino que, aunque en menor grado, sigue produciéndose en el presente. Por un lado, Estados Unidos apoya al régimen de China, que es una brutal dictadura comunista, y que persigue, detiene, secuestra y asesina a disidentes políticos y a todo lo que se relacione con la llamada "iglesia sumergida", que no son otra cosa que cristianos que se niegan a obedecer el dictado del régimen en lo que tiene que ver con sus doctrinas y prácticas. El otro ejemplo del apoyo de Estados Unidos a una dictadura es Arabia Saudí, una dictadura mahometana, donde los derechos humanos son sistemáticamente violados, particularmente los de de las mujeres, asi como las libertades religiosas, ya que el cristianismo es meramente tolerado en su práctica privada, pero estando prohibida su publicidad ("proselitismo") y estando igualmente prohibido para los mahometanos convertirse al cristianismo.

Ese apoyo de Estados Unidos, pasado y presente, a dictaduras de uno y otro signo es totalmente condenable. No creo en el relativismo. Se apoya lo bueno y se ataca (o se mantiene neutral al menos) lo malo. Como he dicho, el fin jamás justifica los medios. Y en ese sentido, si bien internamente Estados Unidos es un país admirable, en relación a su política exterior ha dejado mucho que desear en el pasado y en algunos aspectos sigue dejando que desear en el presente.

4 comentarios:

  1. Incluimos en ese caso el apoyo de EEUU a Turquia en el pasado y en la actualidad para que penetre en la UE.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por no dejarse caer en prejuicios y sectarismos, al destacar tanto lo bueno como lo malo de un pueblo.

    Efectivamente, el nivel de democracia interna que se disfruta en EUA, es uno de los más altos del mundo, igualado tal vez con Suiza.

    La diferencia con este es el poder del estado federal, mientras que en Suiza no tienen un ejercito permanente ni el estado apenas existe, en EUA se construyo un aparato de poder, al que si bien al ciudadano norteamericano apenas le influye ya que está defendido por su propias leyes (lógico), sin embargo, al resto del mundo le importamos muy poquito y cometen todos esos actos que describes.

    Quiere esto decir que el ciudadano no interviene en la política internacional,y además se demuestra que un estado no controlado por los ciudadanos, es una máquina de tiranía casi perfecta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Está cristalino.

    Me gustaría pedirle un favor. ¿Se lo explica vd. a sus compañeros de Red Liberal, y ya por extensión, a los comentaristas de la COPE y Libertad Digital?

    Por opiniones como la suya, un servidor ha sido acusado de "antiamericano", "enemigo de la libertad", "irracional", etc. Por supuesto epítetos enviados desde personas que se autodenominan liberales.

    ResponderEliminar
  4. el apoyo estadounidense a franco fue posterior a la WWII y anterior.
    No obstante durante la guerra civil no ayudo materialmente pero si apoyo el bando fascista, al igual que inglaterra.

    Dichos paises se apropian indebidamente del apoyo a la republica por parte de las brigadas internacionales.

    La historia da asco, hoy dia no hay una maldita cosa que no este contaminada.
    ojala hubiera nacido en grecia hace 3000 años

    ResponderEliminar