domingo, 16 de septiembre de 2007

¿Prohibir la religión islámica?

Curiosa acusación la que me lanza un comentarista anónimo:

...no te atreves a solicitar lo que llevaria tu razonamiento;posiblemente prohibir la religion islamica.

En ese artículo comenzaba yo citando el dicho de que la ignorancia es grande y los desconocimientos amplios. Y sí, este anónimo participante de los comentarios de este blog se encarga de hacerlo una realidad.

A cualquiera que siga un mínimo los textos que escribo en este blog no se le escapará que, con todos mis defectos (muchos sin duda), soy un defensor de los derechos humanos, entre los que están en lugar destacado la libertad de opinión y la libertad de religión.

Pero es que, además, en ninguna parte he dicho ni tan siquiera insinuado que habría que prohibir la religión islámica. Es más, he afirmado exactamente todo lo contrario. Lo que sí he defendido, y sigo defendiendo, son medidas activas para impedir que Europa en general y España muy en particular se sigan llenando de islamistas, pero respetando escrupulosamente sus libertades.

Lo hice (las dos cosas a la vez) en el texto que escribí titulado Medidas contra la invasión islamista, donde, después de exponer una batería de siete medidas, escribí lo siguiente:

Probablemente podría haber más medidas, todas ellas en la misma línea. Y es de resaltar que en todo momento se respetaría la libertad religiosa y la no discriminación por motivos religiosos. Como se ve, las leyes controlando la inmigración ilegal serían igual para todos los países, a excepción de los países de América Latina y Europa, que gozarían de determinados privilegios. También quiero dejar claro que en ningún momento a ningún inmigrante ilegal se le preguntaría su religión, sino que sería tratado en función de su país de origen y nada más.

Las libertades individuales deben ser respetadas en todo momento. Pero eso no hace imposible que se pueda luchar contra la amenaza islamista. Creo que ha quedado claro.

6 comentarios:

  1. A este paso voy a tener que dejer de ser anonimo y presentarme.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, supongo que al final diras que lo unico que hay que hacer es explicarles la EPC pero solo a los musulmanes...

    ResponderEliminar
  3. Típico de quienes no encuentran argumentos. Como no pueden criticar lo que dices, critican lo que no dices. Véase también el comentario de las 4:01.

    ResponderEliminar
  4. Hombre...
    No la islámica, pero igual estaríamos en nuestro derecho si las cosas derivan en un grave pelígro para los pilares que fundamentan nuestra sociedad, nuestro sistema...
    Nada puede estar por encima de la libertad del individuo, de ciertos derechos inalienables... NADA.

    Ni religiones, ni sociedades, ni gobiernos, ni cualquier otro poder, ente, grupo o lo que sea.

    Saludos
    MMX

    ResponderEliminar
  5. Mejor lee el Coran y la vida de Mahoma en vez de la takiyah (el acto de mentir a los infieles) que pretende hacerte leer el del post anterior. El jihad, la desigualdad entre musulmanes e infieles, entre hombres y mujeres, la guerra para lucro disfrazada de guerra santa ("hacedles la guerra hasta que reconozaccan vuerstra superioridad y PAGUEN LA JIZYAH" todo eso esta en el Coran. ese Coran que ha coexistidpo con Dios de toda eternidad (segun la doctrina dominante) y el cual por lo tanto es inconcebible que Dios decida o incluso pueda cambiar una sola coma.

    Decir que el problema son los islamistas y no el islam es como hablar de aquellos nazis de carnet que salvaron judios (aunque parezca inconcebible los hubo) y decir que el problema eran Streicher o Eichamn y no el nazismo. Los musulmanes buenas peronas lo son a PESAR de la ideologia del Islam y porque no concocen el Coran o no lo han tomado suficientemente en serio, lo mismo que los nazis buenas personas lo fueron a pesar de la doctrina nazi y de lo que distilaba "Mein Kampf".

    ResponderEliminar
  6. Ahora la cuestion es saber si para combatir esa ideologia perversa y fascista que es el islam el mejor metodo es prohibiral o no pero de hay que destruirla tengo tan poca duda como sobre la oportunidad de destruir la idologia nazi.

    ResponderEliminar