lunes, 15 de octubre de 2007

Yo creo a Jesús

El texto A un amigo a propósito de la Evolución de las Especies, escrito por el colaborador de este blog Alejandro De Llano, levantó bastante polvareda, cayéndole adjetivos como "demencial", "una broma", etc., etc.

Es cierto que no fui yo quien escribió dicho texto, pero lo suscribo totalmente. Y es que en este blog me he declarado abiertamente seguidor de Jesús (a pesar de mis incontables imperfecciones), en Quien confío totalmente (se puede ver algo de ello aquí). Pues bien, desde ese punto de vista no voy a apelar a Génesis para compartir la opinión de Alejandro, sino a Jesús.

Y es que Jesús dijo: "al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios" (Marcos 10:6). Es decir, que Jesús afirmó la creación directa por Dios de un hombre y una mujer.

Y también Jesús dijo: "la sangre de Abel el justo" (Mateo 23:35), lo que significa que Jesús afirmó la veracidad del relato de Caín y Abel.

Y Jesús también dijo: "Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos" (Lucas 17:26,27). Es decir, que Jesús igualmente afirmó un diluvio de dimensiones mundiales.

Entonces, si Jesús afirmó verdades tales como la creación directa por Dios de un hombre y una mujer, la historia de Caín y Abel y la catástrofe mundial de un diluvio, ¿quién soy yo para negarlo? Evidentemente al creer en Jesús, creo también a Jesús, y por lo tanto tomo su palabra como verdadera.

27 comentarios:

  1. ¿Y qué hay de la interpretación que pudo hacer Jesús de unos hechos simbólicos relatados mucho tiempo antes de que él viviese?

    ¿Es usted creacionista?, ¿o sólo admite las antiguas escrituras como una mera?

    ResponderEliminar
  2. Snipfer, ¿y cual es la interpretación según tú que pudo hacer Jesús en los tres pasajes mencionados, si puede saberse?

    Y sí, soy creacionista.

    ResponderEliminar
  3. Jesús pudo apoyarse en esos hechos simbólicos al igual que usaba las parábolas: para que la gente entendiera su mensaje, que es lo que realmente importa, y no si Dios hizo el universo en 6 días o en 6000 millones de años. Con la Biblia Dios quiere que nos salvemos, no enseñarnos mecánica cuántica ni biología.

    ResponderEliminar
  4. La creencia en un primer motor inmóvil puede ser razonable. La creencia en todo un cuerpo de tabúes y misterios (religión) no lo es. Es por ello que la crítica metafísica a las teorías evolucionistas carezca de cualquier tipo de respetabilidad. Se mire como se mire.

    Salud y libre comercio

    ResponderEliminar
  5. "al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios": El dios cristiano no es más que una idea antropomórfica (aunque menos que en el resto de religiones) de la verdad y la rectitud. Decir que el hombre ha sido creado por Dios es lo mismo que decir que debe buscar la verdad y la rectitud den su vida.

    "la sangre de Abel el justo": Abel actuaba rectamente y fue asesinado por su hermano Caín, quien no obraba de correctamente. Nunca existió ningún Abel ni ningún Caín, pero no por eso la historia pierde validez.

    "Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos": Lo del diluvio tiene muchos ángulos. El que antes me viene a la cabeza es decir que la naturaleza es obra de Dios y que ante ella el hombre no tiene nada que hacer. O que quienes no obran con rectitud están destinados a las desdichas.

    De esto a pensar que porque Jesús fuese el hijo de Dios y por tanto Dios (¿WTF?) y que por ello fuese omnisciente... en fin, la cosa está bastante forzada, especialmente sabiendo que Jesus fue un hombre que vivió hace 2000 años.

    ResponderEliminar
  6. Pero qué ganas de complicarse la vida a lo tonto. La interpretación alegórica y simbólica de la Biblia era común desde los primeros siglos del cristianismo, en cuanto se mezcló con la filosofía griega.

    Al regresar sobre un extraño literalismo bíblico que ni siquiera es compatible con el cristianismo tradicional, los fundamentalismos protestantes se ponen a la altura del literalismo coránico, del Islam.

    Puestos a rechazar la evolución por razones presuntamente bíblicas, ¿por qué no también rechazar la teoría heliocéntrica?

    En Josué 10:13 leemos:

    "Y el sol se detuvo y la luna se paró, hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero."

    Lo cual es toda una prueba a favor del geocentrismo. Si el Sol "se paró" es porque era el Sol el que giraba alrededor de la tierra, y no al revés. ¿Quiere esto decir que los judeocristianos tienen que ser geocéntricos?

    ResponderEliminar
  7. Pero bueno, al menos todo esto queda como testimonio de los estragos que puede hacer en la mente de las personas el principio de "sola scriptura" protestante. Demencial es poco.

    ResponderEliminar
  8. No, si el problema no es que usted crea *a* Jesús. El problema, y sus comentaristas lo muestran, es creer *en* Jesús.

    Empecemos por el principio: no existe ninguna evidencia histórica fuera del cristianismo que avale la existencia real de Jesús. Ninguna.

    Por tanto, partiendo de la base de que es posible que no existiera uno no puede sino preguntarse qué pasó entonces. Mi hipótesis (que no teoría) es que en el mito de Jesús se incluyen leyendas y mitos relacionados con la inmensa cantidad de personajes que se autoproclamaban «mesías» en esa época y en ese lugar. Hay rasgos de algunos conocidos, como un tal Judas (curioso, ¿no?) y puede haber de otros desconocidos.

    Pero no contentos con ello, pretende usted que creamos en la veracidad exacta de las palabras de un señor que pudo no existir escritas, como poco, un siglo después de que supuestamente las pronunciara. Un siglo siendo generosos, o si me aprieta y es docto, le asumo 60 años como fecha tope porque no estoy muy al tanto de lo último sobre un códice manuscrito concreto que algunos quieren hacer colar (hasta donde sé) por una cpia de Marcos de los años 60-65 dc.

    Eso, sin el dogma de fe de la revelación de las escrituras, es imposible de aceptar. Es una petición de principios inadmisible. Y no me salga con las declaraciones y castigos de los que añadan o mermen palabras al texto, que eso no detuvo a los católicos al elegir sus libros (y mire usted el castigo que han recibido...) ni a ustedes, protestantes, que por tomar el canon del AT judío ya creen excusado el hecho de aceptar sin rechistar el canon católico del NT.

    Debería también explicar si al creer *en* y *a* Jesús también apoya usted la leyenda del rey David, su supuesto antepasado. No me voy a entretener a mostrale los errores en genealogías y demás puntllas que dejan a la Biblia como el manual de la contradicción interna. No. Lo que me gustaría preguntarle es mucho más sencillo:
    ¿Cómo valora usted que su dios, después de que David enviara al frente a un siervo suyo para morir porque quería poseer a su mujer y lo consiguiera, matara al hijo de David y esta mujer como castigo por el pecado de David?
    Y metiendo más el dedo en la herida, ¿cómo valora usted que una de las antepasadas de Jesús, Rahab la ramera, vendiera a todo su pueblo a la muerte por espada que perpetraron los hebreos en Jericó (curiosa ciudad que no tuvo murallas hasta varios siglos después de los hechos bíblicos) y a cambio no sólo conservara su vida, sino que sería antepasada del mismísimo David, del mismísimo «mesías», siendo, como era, una extranjera que según la ley mosaica nunca (nunca) podría entrar en el tempo de dios, ni ella ni su descencdencia?

    Pero lo que más me chirría no es la creencia en esas cosas, por ridículas que me parezcan. Yo, ateo recalcitrante, soy un firme defensor de que los creyentes crean lo que se les antoje. Y que se lo enseñen a sus hijos.
    Pero tratar de criticar la Ciencia desde la fe es un error mayúsculo. Si yo tratara de atacar la fe mediante la Ciencia, la situación sería similar.
    Y es totalmente ridículo porque se parte de paradigmas de conocimiento distintos. Lo que usted declara como prueba de algo para mí no vale; lo que yo esgrimo como demostración de algo para usted es irrelevante. Así no se puede discutir.

    Por tanto, crea usted lo que quiera. Encontrará apoyo en mí para que defienda sus ideas creacionistas mientras no trate de imponerlas a nadie ni meterlas en el ámbito educativo científico. Creo que es una postura bastante liberal.
    Pero no trate de insultar nuestra inteligencia criticando la Ciencia desde la fe. Ni vistiendo la fe de liberal, cuando ambos términos se refieren a ámbitos distintos (el privado y el público) y en último término son autoexcluyentes.

    Aclaro que leyendo su texto me da la impresión de que no es usted católico, sino protestante. De parte de una persona que consiguió salir de ahí, le deseo suerte. Es bastante más complejo, pero por suerte al salir uno lo hace por verdadera convicción, al toparse con el muro de la realidad y ver que no concuerda con nada de lo irreal en lo que se cree. La mitología asociada al protestantismo, la parafernalia metafísica que conlleva, es muchísimo más compleja que la católica. De ahí que los fieles evangelistas (marca protestante en España y latinoamérica) sumen cada vez más personas a sus filas. Es una teología que parte de supuestos conocidos por historia, pero que muestra nuevas e interesantes facetas al creyente. Es muy atractiva. Y tiene muchos más detalles que los desfasados moldes romanos. El neófito, por tanto, se encuentra con un mundo por explorar, con un libro mágico que antes tal vez ni abrió nunca, cargado de mensajes que tienen dos, tres y hasta cuatro interpretaciones (mostradas, claro, por el pastor o por fieles más aventajados) y muchas aplicaciones espirituales. En el protestantismo el plano espiritual es el principal, y eso en el mundo actual en el que los valores tradicionales tiemblan ante la llegada de nuevos, crea certidumbre en algo estable.

    Pero no deja ser de un invento humano, recuérdelo.

    Si está interesado en leer puntos de vista diferentes y razonados, puedo indicarle un par de sitios. Pero me temo que tal vez usted esté todavía en el estado protestante de no cuestionarse nada porque cree que su creenia brinda todas las respuestas.

    Suerte.

    ResponderEliminar
  9. A mí me gustaría saber dos cosas, y ya termino. Por qué el comentarista Judas afirma que el resto de comentaristas muestran el "problema" de creer en Jesucristo. Y, en segundo lugar, cómo justifica el autor de la bitácora desde posiciones bíblicas el heliocentrismo, teniendo en cuenta que la biblia es claramente geocéntrica. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. A la primera le contesto yo, Eduardo, pues me parece va dirigida a mí.

    Me refería a los comentaristas del hilo que enlaza el autor de este texto que comentamos, donde se ven las típicas salidas del católico medio mostrando las creencias de su grupo (grupo católico que, bajo mi punto de vista, es incoherente adormar con el calficativo de «cristiano», ya que encaja mejor en el de «mariano» o incluso aún mejor en el de «politeísmo piramidal» que me acabo de inventar) y haciendo ver que es mucho más racional creer que las palabras de un supuesto señor de hace 2000 años copiadas 100 años después son alegóricas que creer que deben tomarse literalmente.

    Ninguno de los dos se da cuenta de que el error, si lo hay, es creer que de haber existido tal señor, pronunciara esas palabras.

    Por eso incido: el problema de fondo no consiste en si uno acepta que la Biblia es literal o fabulada y parabólica. El problema viene de la aceptación acrítica y cultural de un texto como divinamente inspirado. Y ese «defecto» es lo que muestran los comentaristas del anterior hilo.

    ResponderEliminar
  11. Judas, no te das cuenta de que eso que tú llamas errores o problemas sólo son tales si no tienes fe, y precisamente el cristianismo se basa, y están cansados los religiosos de decirlo, en que o tienes fe o no tienes.

    Si se pudiera creer de forma tan clara y evidente que no hubiera lugar a duda, entonces no habría necesidad de tener fe, y tampoco sería necesaría esta vida entendida como una prueba que Dios nos pone para salvarnos si creemos en El o condenarnos si no creemos. Yo creo que la Biblia está inspirada por Dios y creo en la existencia de Jesús, y todo esto porque tengo fe, no porque pueda demostrarlo científicamente, ya que si pudiera no tendría sentido esta prueba que llamamos vida (para usted que no cree no será una prueba).

    ResponderEliminar
  12. "Yo creo que la Biblia está inspirada por Dios y creo en la existencia de Jesús, y todo esto porque tengo fe, no porque pueda demostrarlo científicamente, ya que si pudiera no tendría sentido esta prueba que llamamos vida (para usted que no cree no será una prueba)."

    No, no es que no crea que sea una prueba, es que usted afirma que lo es y que sin fe no tiene sentido. Vea lo circular de su discurso: creo por fe que la vida es una prueba, y por fe creo que el sentido de esa prueba es cuestión de fe. Es decir, sale de la fe como base de su creencia y termina justifiando su creencia por la fe, porque sin fe es imposible mantenerla.

    Es decir, usted cree porque sí.

    Dicho esto, y también he dicho (y muchas personas) muchas veces que me parece bien, que vivan ustedes felices co sus circularidades y sus creencias autoevidentes y autosustentadas. Pero que no intenten vendernos milongas científicas asociadas a ellas. Usted puede creer en el mito de Adán y Eva, pero no intente demostralo geológicamente, históricamente o arqueológicamente. No lo necesita pues la fe suple toda demostración en su sistema de conocimiento.

    Del mismo modo, yo no intent demostrar la inexistencia de dios mediante la razón o la lógica. Por lógica se puede demostrra que dios no existe, per fíjese que considero que si dios existiera estaría por encima de un aspecto tan concreto como esa lógica, por lo que es una demostración que no demuestra nada a quien tiene fe.

    Lo dicho, cada uno en su casa y dios en la suya. Todo para ustedes.

    Y lo que más me llama la atención es la manía de tener fe en un dios que dijo "bienaventurados los que estrellen a tus niños contra las peñas" refiriéndose a un pueblo vecino al suyo elegido... En serio, la fe en la Biblia que lleva a su lectura es la mayor fábrica de anticristianos. Ni Dawkins lo hace tan bien.

    ResponderEliminar
  13. O usted no entiende absolutamente nada de religión o no quiere entender: yo creo en Jesús, y Jesús me dice que esta vida es una prueba, por tanto de argumento circular nada de nada. Parto de una creencia base, que es Jesús, y a partir de ahí creo en todo lo que me dice. ¿Lo entiende así ahora?

    ResponderEliminar
  14. Vamos a ver, alma de cántaro:

    Usted cree en Jesús, y Jesús le dice que usted crea (en que la vida es una prueba, en la resurrección de los muertos, en el juicio, en Adán y Eva, en lo que usted y él buenamente acuerden).

    Por tanto, todo parte de su fe y llega a su fe. Si usted no ve el círculo, sólo me queda esto: O

    Ah, y esos intentos ("o usted no sabe nada de religión o no quiere entender") déjelos para sus acólitos. A ver si voy a saber más sobre su religión que usted...

    ResponderEliminar
  15. Por contexto familiar, también soy protestante y tengo que decir que en la Biblia no he encontrado todas las respuestas. Creo en Dios y en su Palabra, sin embargo, hasta ahora no he encontrado nada mejor. Nunca he dejado de preguntarle cosas a Dios y no creo que la fe cristiana consista en dogmatismo puro y duro, como algunos insinúan.

    La ciencia es un campo distinto al de la fe. La fe no debe utilizarse como argumento para cuestionar teorías racionales y profanas. Lo teológico podrá servir para quien tiene un fundamento espiritual y una experiencia genuina de fe, pero no para los demás. Y sería una necedad que los no creyentes aceptasen que el conocimiento del orígen del mundo depende de la fe en Jesús, así, sin más.

    Ahora, creo que muchas veces algunos que defienden la teoría de la evolución también lo hacen desde el dogmatismo, bien porque no han tenido tiempo de conocer esta teoría profundamente o bien porque ya han tomado partido en contra del cristianismo y las religiones. Esta postura también es criticable, porque la teoría de la evolución no ha dejado ni mucho menos resuelto el enigma y requiere que se la estudie en su profundidad para estimarla en lo que vale.

    Se trata de un dilema metodológico. Hay quienes lo consideran un asunto científico y otros una cuestión metafísica. Pero no es un asunto de fe. Yo mismo creo en Jesús, pero mi experiencia es mía y no le sirve a otro. Es necesario llegar a un consenso científico con un lenguaje que todos puedan entender. Y si la teoría de la evolución es falsa, habrá que demostrarlo en el campo de la ciencia.

    Los argumentos que ha expuesto sólo sirven para intentar convencer a alguien que cree en la divinidad de Jesucristo y la infalibilidad de las Escrituras de que el Génesis es literalmente veraz, lo cual es una tautología.

    A mi parecer usted no trataba de convencer a nadie, sino simplemente dar testimonio de su fe, pero no le extrañe que quienes se mueven en la esfera de lo intelectual adivinen el tono argumentativo del discurso y le planteen tantas preguntas sobre lo que no entienden o que por propia experiencia no están dispuestos a aceptar.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  16. La lectura de los comentarios anteriores puede crear ruidos en el sistema a todos los que buscan a Dios con sinceridad y no lo rechazan a priori por cuestiones morales o por modas académicas.
    Si Dios quisiera dar evidencias innegables de que existe y de que fue Él quien inspiró la Biblia, lo haría; pero con esto no tendría personas que le siguieran por fe y amor, sino por miedo. Un Dios de amor no quiere que le obedezcan de ese modo.
    A los sinceros os recomiendo un libro que os puede aclarar muchas cosas. Se trata de "Mero Cristianismo" de C. S, Lewis. Ahí hay muchos buenos argumentos que echan por tierra todos los comentarios expuestos por quienes aquí han escrito...y muchos más.

    ¡Qué el Señor os bendiga!

    ResponderEliminar
  17. Vale, si la cosa va de recomendaciones, recomiendo "La Biblia ante la Biblia, la Ciencia, la Historia y la Mitología" de unamigo mío. Ediciones baratas en España (menos de 20 euros el tomo, el libro está formado por 7 de los cuales los tres primeros ya están publicados).

    Una aproximación crítica a la Biblia, con referencias cruzadas que destacan sus innumerables barbaridades e incongruencias.

    ResponderEliminar
  18. Ahora, creo que muchas veces algunos que defienden la teoría de la evolución también lo hacen desde el dogmatismo

    Veamos, Samuel. Los que defienden la teoría heliocéntrica frente a la geocéntrica (apoyada por la Biblia), ¿también son soberbios dogmáticos? Los que defienden la astronomía frente a la astrología, ¿cree usted que son dogmáticos? ¿diría que no se han tomado el tiempo suficiente para comprobar que la astronomía es superior a la astrología, o que la química lo es con respecto a la alquimia?

    La única razón por la que es necesario perder tiempo defendiendo hoy la teoría de la evolución (pero no la teoría heliocéntrica o la astronomía) frente a sus fraudulentas alternativas es que hay instituciones guiadas por prejuicios religiosos, formada casi exclusivamente entre fundamentalismtas bíblicos protestantes y musulmanes, que se encargan de generar un debate falso.

    ResponderEliminar
  19. ¿Cuando el instituto de meteorología predice la "salida" o la "puesta" del sol, está defendiendo una postura geocéntrica?

    ResponderEliminar
  20. "Volviendo a la evolución de las especies, me gustaría que no olvidaras que esta no es más que una teoría que aún no ha sido demostrada ni es demostrable. El hecho de que predomine su aceptación en círculos intelectuales y su difusión sea tan generalizada, no implica su veracidad. No se establecen verdades contando cabezas. Las teorías por muy sensatas y razonables que sean, hay que demostrarlas con argumentos científicos. Y para esta en particular sólo tenemos como prueba algunos fósiles aislados, unos trozos de huesos; y eso sí, miles de maquetas, dibujos, y millones de folios con palabrería pseudocientífica."

    Me hace gracia que se defenestre a quienes creen o escriben sobre la evolución y se les exijan demostraciones mientras a sí mismos no se exijen nada más que creer en una serie de textos que, por lo demás, fueron seleccionados históricamente, vamos, las Escrituras son las que son, pero podían ser otras.

    "O creemos a Dios o creemos a Darwin."

    Esto es dar en el clavo. Yo me decanto por Darwin.
    ----
    Lo bueno es el pretendido acuerdo.

    "Esta postura también es criticable, porque la teoría de la evolución no ha dejado ni mucho menos resuelto el enigma y requiere que se la estudie en su profundidad para estimarla en lo que vale.

    Se trata de un dilema metodológico. Hay quienes lo consideran un asunto científico y otros una cuestión metafísica."

    Lo bueno sería saber qué significa ahí "el enigma". Por supuesto, la teoría de la evolución es científica y se mueve dentro de los dominios de la ciencia, ahora bien, si "el enigma" es el hecho de la existencia desde luego podremos acudir a la metafísica. La diferencia está en que con lo primero tendremos evidencias, con lo segundo pretensiones. Sintetizando podríamos decir que los creyentes creen que la vida debe tener una causa, los no creyentes que no tiene por qué tenerla; los primeros hacen uso de su voluntad para performar la opinión, los segundos toman en cuenta que todo fenómeno científico no tiene por qué tener una causa. El debate es, entonces, falaz. Es una cuestión de voluntad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. "¿Cuando el instituto de meteorología predice la "salida" o la "puesta" del sol, está defendiendo una postura geocéntrica?"

    ¿Vd. se cree que somos gilipollas?

    ResponderEliminar
  22. Tener los santos huevos de afirmar a estas alturas de la película que la teoría de la evolución solo cuenta con unos cuantos diagramas y fósiles, cómo si no existiera la biología molecular o las técnicas de secuenciación del ADN es locura, mentira y necedad alimentada por el fanatismo religioso. Ni más ni menos.

    Lo que resulta lastimoso es que esta mentira se alimente desde instituciones que dicen ser "liberales". ¿Por qué no una bitácora islamista en Red Liberal? Total, no se notaría nada la diferencia.

    ResponderEliminar
  23. El Dr Francis S. Colins (genetista, premio príncipe de Asturias por lo del Genoma Humano) tiene los santos huevos de escribir sobre esto:

    (Tomado de reseña del libro "¿Cómo habla Dios?" en Casa del Libro. com)
    "En un tiempo en el que proliferan los libros contrarios al fenómeno religioso, en los que se esgrime la ciencia como prueba más fehaciente de la no existencia de Dios, una de las luminarias científicas más grande del planeta, el genetista Francis S. Collins, líder durante más de una década del Proyecto Genoma Humano, se descuelga con un argumento precisamente contrario: el tránsito del ateísmo a la fe, guiado de la mano de la razón y el progreso científico. A lo largo de las páginas de ¿Cómo habla Dios? y basándose en su trayectoria personal, Collins reconcilia lo que para muchos son dos polos completamente opuestos: la rigurosidad de la ciencia con la creencia en un Dios trascendente o la fe como elección enteramente racional con principios complementarios a los de la ciencia. El científico estadounidense reivindica ..."

    ResponderEliminar
  24. Eduardo, los que defienden la teoría heliocéntrica no son dogmáticos. Me refería simplemente a que me he encontrado montones de personas que defienden la teoría de la evolución sin conocerla, pues a las pocas preguntas que se les hacen se da uno cuenta de sus lagunas. Yo no soy un experto, pero me he encontrado que muchos la defienden sin tener idea. No lo decía por nadie de aquí.

    Pero, por lo que yo sé, la teoría de la evolución extiende una línea de millones de años en la que encuadran escasos descubrimientos con un amplio margen de error en el tiempo, pues a menudo ha salido en la prensa que tal hallazgo exige una reformulación de la teoría, aunque no renuncie a sus fundamentos.

    La teoría de la evolución cede un gran responsabilidad a la selección natural, cuando no está nada claro que las micromutaciones hayan podido devenir en un ser racional. Se requieren muchos millones de años, un continuo proceso de prueba y error, que sólo por una infinita casualidad haya podido crear al hombre a partir de una molécula y conservar su existencia frente a otras especies que se han extinguido.

    No es tan sencillo como explicar cómo funciona un ordenador o cualquier artilugio moderno. Hay multitud de lagunas que no se han resuelto y a las que tal vez la ciencia no tenga respuesta. Pero que sigan investigando, yo no pongo obstáculo.

    Ya he dicho que es una cuestión de método. La fe no es un argumento racional para probar o refutar un hecho. Tampoco la fe en un misterioso poder de adaptación al medio y automejora.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Lo primero de todo, pedirle al administrador que borre el conemtario inmediatamente anterior al mío. Es racista, hiriente y sencillamente inaceptable.

    Alejandro del Llano.
    Dejemos una cosa clara: la Ciencia ni demuestra la inexistencia de dios ni su existencia. La Ciencia trata objetos estudiables, y dios es, caso de ser algo, tan inconmensurable que ni siquiera ls creyentes os ponéis de acuerdo para definirlo.
    Así, a la Ciencia dios se la repanfinfla, no es un objeto que estudie, ni que intervenga como variable en los procesos en los que se fijan los científicos, ni es una constante... no sé si me explico.

    Así, un genetista puede pensar *subjetivamente* que todo su trabajo le indica la existencia de un «algo superior». Es una opinión personal y subjetiva. Un astrónomo puede quedar totalmente fascinado al contemplar las estrellas y de ahí convencerse o *creer* que existe un ente que las ha dispuesto. Pero eso no tiene nada que ver co su labor científica.

    En ese aspecto, Ciencia y fe son totalmente compatibles, mientras uno tenga claro que se refieren a aspectos distintos. La Ciencia es objetiva, trata de objetos; la fe es subjetiva, trata de creencias y sentimientos.

    Así, el que un neurólogo, genetista o astronauta se me haga creyente no me dice nada. No creo en los argumentos de autoridad; es más, están catalogados como falacias.

    Sanuel:

    "Pero, por lo que yo sé, la teoría de la evolución extiende una línea de millones de años en la que encuadran escasos descubrimientos con un amplio margen de error en el tiempo, pues a menudo ha salido en la prensa que tal hallazgo exige una reformulación de la teoría, aunque no renuncie a sus fundamentos."

    No vas mal, pero te equivocas en algo importante.

    La Teoría es sencilla: las especies sufren cambios con el tiempo y sobreviven de acuerdo a la selección natural. Eso no es sólo una teoría, es un hecho comprobado.

    Se encuentran fósiles y se estudian parentescos para encontrar cómo ha actuado esa teoría. Por tanto, cuando se hace un nuevo hallazgo no se remodela la teoría, sino el modelo de su aplicación al caso de nuestra evolución. Se trata de encajar en la serie siguiendo unos principios y realizando estudios. Si es así, ese fragmento de línea evolutiva se refuerza; si no es así, se remodela. Pero se remodela el modelo de linea evolutiva, no la Teoría.

    Se sabe que las especies cambian. Se sabe que son selecionadas mediante Selección Natural. Pero no se sabe cuál será la próxima mutación de cualquier especie, ni si ésta mutación sobrevivirá o no. Pero eso también ocurre con especies ya extintas predecesoras de otras también extintas. Así, es normal que haya «sustos» que la prensa vende como «reveses a la Evolución», variaciones inesperadas o incluso familiarismos insospechados. No son más que reestructuraciones en la línea concreta de nuestra evolución, no errores de la Teoría.

    "La teoría de la evolución cede un gran responsabilidad a la selección natural, cuando no está nada claro que las micromutaciones hayan podido devenir en un ser racional. Se requieren muchos millones de años, un continuo proceso de prueba y error, que sólo por una infinita casualidad haya podido crear al hombre a partir de una molécula y conservar su existencia frente a otras especies que se han extinguido."

    No es que ceda una gran responsabilidad a la selección natural, es que si la Teoría de la Evolución es un coche, la Selección Natural es el motor. Es lo que hace que exista evolución. La Selección Natural es la que provoca la Evolución.

    Y de nuevo te equivocas en el enfoque. La evolución no intenta conseguir un ser racional. No tiene una meta. No es finalista, no persigue un fin. No hay ensayo-error buscando seres racionales. Hay cambios, que a veces son errores y otras aciertos. Pero errores o aciertos en relación a la capacidad de supervivir, no de ser racionales.

    De hecho, la racionalidad ha parado la selección natural. Un ser humano, en cuanto racional, no sólo busca tener descendencia con los mejores de su especie (en tu escala, los más listos pues según tú la evolución pretendería racionalidad). Se han diversificado los gustos. En una palabra: los seres humanos hemos dejado de evolucionar por ser racionales.

    ¿Significa eso que la evolución busca la racionalidad? Eso es aventurarse mucho, y deberá ser probado por quien lo aserte, y mostrar por qué no han tendido entonces todas las ramas evolutivas a seres racionales, sino sólo los vertebrados superiores de un determinado grupo concreto de primates.

    Lo de la molécula y la vasualidad no lo he entendido. Mejor así, porque no que me ha parecido entender al leerlo la primera vez era tal barbaridad que seguro me equivoco.

    ResponderEliminar
  26. Hasta ahora poco o nada se habló de la genética, pero su consideración resulta crucial a la hora de pretender atribuir la categoría de científica a una discusión sobre biología.

    Sobre la cuestión de la Teoría de la evolución de las especies, basada en la argumentación de la selección natural, los evolucionistas guardaban esperanzas en que los avances en materia biomolecular habrían de aportar la explicación sobre algunos aspectos poco consistentes de la teoría darwiniana.
    Pero la cosa ha resultado de otra manera.

    La biología molecular ha demostrado que existe la posibilidad de mutaciones intraespecies. Algunos denominan a esto "microevolución". En otras palabras, algunos aspectos fenotípicos se expresan en un lento proceso de adaptación de determinada especie al medio ambiente.
    Pero así como la biología molecular ha demostrado inequívocamente lo que acabo de consignar, igualmente cierto es que no ha podido demostrar la posibilidad de mutaciones que devengan en el surgimiento de una especie nueva.
    La genética moderna (y con esto quiero aclarar que me refiero a este campo de la ciencia harto experimentado con lo último de la tecnología) más bien ha llegado a un punto en que se demuestra la improbabilidad de la evolución de las especies.
    El modelo darwiniano es aceptable desde la genética, solo en el ámbito de la expresión fenotípica (lo que se expresa del genoma), como intenté explicar, de la microevolución.
    Pero la ciencia limita la aplicación de la teoría.

    En definitiva, la genética moderna no avala la evolución universal, tal como se la ha entendido hasta ahora.

    Resulta por lo menos interesante, que el Padre del Proyecto Genoma humano, el Dr. Francis Collins (que si existe alguien que sabe del tema es este señor) es un creyente militante.

    Daniel (Biografías)

    ResponderEliminar