miércoles, 2 de octubre de 2013

Elentir sobre al aborto, la prueba del algodón


Cuando leí el texto en cuestión en el blog de Elentir me llamó mucho la atención, así que lo puse en mis "favoritos" a la espera de tener tiempo para leerlo más detenidamente y escribir algo en mi blog. Tarde, pero finalmente ha llegado el tiempo.

Hace dos años y medio escribí un texto donde yo decía que pienso que los abortistas saben que el aborto es un asesinato. Me dijero de todo, pero ese es otro tema. El texto de Elentir sobre ese departamento gubernamental francés me lo confirma por completo. Es, por decirlo así, la prueba del algodón de que los abortistas saben perfectamente que con el aborto se está asesinando una vida humana, y lo que tratan por todos los medios es de ocultar esa verdad, esa espantosa verdad.

Las fotos de fetos asesinados están en la mente de todos. No creo que sea necesario publicar ninguna. Son reales. Y los abortistas lo saben.

La realidad, una vez más, se impone. Aunque en algunos estamentos de Francia parece que prefieren cerrar los ojos a esa realidad, y a los que la miran pretenden ponerles una venda en ellos. El aborto es un asesinato, hasta para los mismos defensores de dicha práctica.

2 comentarios:

  1. Tienes una foto enlazada en la columna derecha que dice:

    "Sí a la familia heterosexual. No a la adopción homosexual"

    Quien lo haya escrito ha caído en la trampa de la falsa dicotomía. Las dos categorías sexuales básicas no son heterosexual/homosexual, sino normosexual/anormosexual.

    Mientras no caigamos en la cuenta de que lo que pretenden es imponer esa falsa dicotomía al estilo Goebbels, repitiéndolo mil veces, no tendremos argumentos sólidos, objetivos, puramente estadísticos, en contra de esta aberración.

    La naturaleza ha hecho que lo adaptativo se convierta en normal. Y lo recesivo, anormal. Si hubiese querido hacer otra cosa, lo habría hecho. Intentar enmendar a la naturaleza es ingeniería social.

    ResponderEliminar
  2. Perdón, tengo que escribir este comentario porque no había marcado la casilla del seguimiento de comentarios.

    ResponderEliminar