sábado, 18 de julio de 2015

Estados Unidos, Israel, Cuba, Irán, Corea del Norte, China, Arabia Saudí

Ultimamente mucho se ha escrito sobre las relaciones de Estados Unidos con Cuba, Irán y Corea del Norte. Aquí, en un solo escrito, quiero dar mi breve opinión sobre el asunto.

Sobre Cuba, decir que la verdad es que el hecho de que Estados Unidos inicie relaciones diplomáticas con dicho país me da bastante igual. Al fin y al cabo ya las mantienen a través de la embajada suiza y bajo el nombre de "oficina de intereses", por lo que la única diferencia va a ser tener edificio propio al que llamarán "embajada"; vamos, una cuestión más de nombres que otra cosa. Y si Estados Unidos ya tiene relaciones con brutales dictaduras como, por ejemplo, China y Arabia Saudí, ¿cuál es la diferencia con Cuba? Bueno sí, una. Cuando hablamos del país caribeño hablamos de las expropiaciones que hizo el régimen comunista cuando llegó al poder en 1959 a todas los estadounidenses con propiedades en la isla. Pues bueno, que negocien una indemnización sobre el tema en forma de dinero, de terreno o de lo que sea y asunto concluido.

Sobre Irán, la supuesta renuncia al programa nuclear por parte de dicho país me parece simplemente una estupidez. Irán está dispuesto a firmar lo que sea con tal de que le levanten las sanciones internacionales, pero sin la menor intención de cumplir lo pactado. Israel, por supuesto, no se traga el cuento, sobre todo cuando el régimen iraní no es que reconozca a Israel, es que ni tan siquiera renuncia a su destrucción. Pero supongo que Obama, que debe tener un ego del tamaño de la Casa Blanca, quiere pasar a la posteridad en estos últimos tiempos que le quedan como Presidente. Así que el legado que va a dejar el actual Presidente de Estados Unidos es el de que un sucesor suyo (posiblemente el próximo) va a tener que denunciar dicho acuerdo por incumplimiento de Irán de las condiciones y vuelta a empezar.

Y sobre Corea del Norte, mi opinión es que es una majadería no ya del tamaño del ego de Obama, sino de toda la ciudad de Washington. El régimen de Pyongyang está dirigido por un tipo que en cualquier país serio lo más probable es que estaría en un manicomio con una camisa de fuerza. De todos modos, es posible que, a cambio de ayudas económicas, Corea del Norte también firme lo que sea. Pero igual que en el caso anterior sin la menor intención de cumplirlo. Así que, como con Irán, tal vez Obama se salga con la suya con el papelito, para que el próximo Presidente tenga que hacer pedazos ese papelito.

Resumiendo, en los tres casos, y por diferentes razones, mucho ruido y pocas nueces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario