viernes, 10 de julio de 2015

Por desgracia Rajoy tiene razón

Dice Rajoy en plan choteo que las primeras están de moda en España, pero que a la hora de la verdad solamente se presenta uno. Y va a ser que tiene razón.

Para empezar yo soy un ferviente defensor de la democracia real, en la que los ciudadanos tomen la mayor cantidad de decisiones posibles, incluidas la del candidato a Presidente y el Presidente mismo. Pero dicho eso, tengo que añadir que el asunto de las primarias en España, donde más que un sistema democrático prima un sistema partidocrático, es cuando menos una cosa complicada. En España los votantes no eligen al Presidente, sino, si hablamos de las elecciones generales, una Cámara Legislativa, que a su vez elegirá el Presidente. Presidente que, dicho sea de paso, puede disolver las Cortes y convocar elecciones cuando quiera, sin dar opción a nadie a convocar primarias por falta de tiempo.

Visto lo anterior lo ideal sería cambiar la Constitución para llegar a un sistema de elección directa y plazos fijos. Pero puesto que eso es, hoy por hoy, predicar en el desierto, habremos que conformarnos con lo que hay.

Y lo que hay, además del sistema en sí, son unos partido políticos donde el "aparato" lo controla casi todo (¿casi?), lo que hace que esas llamadas primarias se queden, al menos por ahora, en tan solo una especie de teatro. Así ha sido desde tiempo inmemoriales en el PSOE y así está siendo ahora en Podemos y, lamentablemente, también en Ciudadanos. Como bien dice Rajoy, en los tres partidos solamente ha habido un único candidato.

Si lo que se está queriendo hacer es copiar el sistema de Estados Unidos, evidentemente lo que se esta haciendo es una gran chapuza. Porque en Estados Unidos las primarias son completamente abiertas, sin ninguna influencia del partido, y puede ganar cualquiera (cabe recordar aquí que hace ocho años la candidata que iba a ganar con seguridad era Hillary Clinton, y apareció Obama de la nada y esa seguridad se quedó en nada). En España en cambio el partido lo influencia todo y ganar al líder de una tarea prácticamente imposible (tanto que, como ya he apuntado, en los tres partidos con "primarias" solo ha existido la candidatura del líder del partido).

¡Vaya porquería de primarias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario