martes, 14 de julio de 2015

Grecia ha dejado de ser una nación soberana

Antes de someter los textos al parlamento deberán asegurar de que los acreedores están de acuerdo con dichos documentos.

Es el noveno punto del resumen que hace El Mundo. Para mí el más importante. Grecia deja de ser una nación soberana en materia económica y a partir de ahora requerirá del permiso de los acreedores para cada paso. Como debe ser. Se acabó el hacer con el dinero de los demás lo que quiera. Porque la broma le va a costar a los países europeos entre 82.000 y 86.000 millones de euros, bastante más de los inicialmente 55.000 millones previstos, en parte por culpa del desastre económico producido por el estúpido referéndum.

Referéndum que, dicho sea de paso, no ha servido para absolutamente nada. Ha sido el referéndum con menos sentido que yo he visto en mi vida. Porque al final las condiciones aceptadas por Tsipras han sido muchísimo más duras que las anteriores a la consulta.

Ya que, dicho sea de paso, la situación en que Tsipras y Varoufakis pusieron ante sus pueblos a todos los gobernantes de los países de la UE en general y a Angela Merkel en particular fue simplemente criminal. Y es que aquí se parece dar por sentado que solamente Grecia es una democracia, cuando todos los gobiernos de la UE deben rendir cuentas en elecciones periódícas antes sus electores. Y la prepotencia, los desaires y los insultos de Grecia hacia los demás han tenido un alto precio para que las opiniones de los diferentes países pudieran aceptar este nuevo acuerdo.

Y ahora, tras el sufrimiento de la amarga derrota ante los socios europeos, a Tsipras le espera seguir sufriendo en su país, ya que el acuerdo, curiosamente, es aceptado por la oposición y rechazado por los partidos que le sostienen a él. Como ya he leído, una situación así no se mantiene por mucho tiempo, y una muy probable salida podrían ser elecciones anticipadas este mismo año.

Así que, nada, seguimos con el drama griego. Y para terminar os dejo este extraordinario artículo de Juan Ramón Rallo que resume perfectamente lo ocurrido:

La capitulación del arrogante populismo de Syriza.

Artículos destacados relacionados con el tema:

Al Gobierno griego le espera un verano de locura: los obstáculos que pueden dificultar el acuerdo

El fondo de privatización, símbolo de la capitulación helena contra el ‘Grexit’

Tsipras se encomienda a la casta helena tras ceder en todo ante la UE

No hay comentarios:

Publicar un comentario