sábado, 6 de febrero de 2016

Donald Trump, un hombre sin convicciones

Trump no tiene ninguna convicción. Bueno sí, una. La de que está convencido de que quiere ser Presidente de Estados Unidos, y para conseguirlo hará cualquier cosa.

Ya hablé de sus bandazos políticos. A lo que hay que añadir sus cambios de opinión sobre cuestiones importantes, tales como el seguro médico universal, el control de armas y nada más y nada menos que el aborto, en el cual pasó de ser "pro-elección" a ser "pro-vida". Claro, todo ello dependiendo de si hablamos de su pasada étapa como demócrata o de su actual como republicano.

Lo único que este hombre ha intentado es ser Presidente, adaptando sus opiniones a las de sus potenciales votantes del momento. Y nada más.

Repito, no entiendo como una cantidad grande de republicanos, un partido que es conocido por las convicciones de sus integrantes, pueden mostrar predilección por su sujeto como éste, sin la más mínima convicción real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario