lunes, 27 de junio de 2016

Habemus Presidente y Vicepresidente: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias (actualizado dos veces)

Pensé titular este artículo "Je, je", por el batacazo que se han pegado las encuestas, pero la verdad es que el patio no está para bromas. Luego pensé titularlo "Los españoles han votado (un poco) razonablemente", y tampoco, porque aunque Podemos no ha sacado los resultados pronosticados, ahí están, y lo que es peor, con espectativas de futuro.

Pero vayamos por partes.

Las encuestas se la pegaron. Todas. O bien porque los encuestadores eligieron mal su vocación (cuando tal vez debieron elegir cultivar el campo), o bien por un exceso de cocina (confundiendo sus deseos con la realidad), o bien porque los españoles, tan dados a la picaresca, están hasta el gorro de que les llamen a casa a preguntarles que a quien van a votar, y han decidido decir algo que no van a hacer (sobre todos muchos votantes del PP, que supongo que se avergüenzan de ello, y tal vez dijeron que votarían a Unidos Podemos, para despistar). Sea como fuere, eso, las encuestas, ni las andorranas ni las otras, no dieron ni una.

Sobre los partidos, es evidente que el PP ha ganado, movilizando a los suyos, haciendo que muchos que se quedaron en casa hace seis meses ahora volvieran al redil, supongo que por miedo al de la coleta, así como otros desencantados con Ciudadanos. El PSOE ha convertido un resultado pésimo (el peor de la historia de este partido) en un buen resultado, en base a que los comunistas no han podido revasarle; y supongo que por lo mismo, porque ante el temor al líder morado, muchos socialistas se acabaron movilizando. Unidos Podemos se la ha pegado, supongo que porque le han empezado a pasar factura sus contradicciones; pero no se alegren demasiado, que hasta el rabo todo es toro. Ciudadanos ha pagado la payasada circense del apoyo a Sánchez con una inmenma mayoría de votantes expeperos que no le apoyaron para eso. Y sobre otros (UPyD, Vox, P-LIB, etc.)... bueno, mejor no hacer leña del árbol caído.

Y ahora los pactos. Leo por todas partes que PP, Ciudadanos, PNV y CC suman 175, y que con una ayudita en forma de abstención del PSOE Rajoy será Presidente. Pues yo discrepo. Primero porque no creo que el PNV vaya a apoyar al PP después de haber sido soprepasado por Podemos en su tradicional feudo vasco, apoyo que le podría costar muchos votos en las próximas elecciones autonómicas, que tienen que celebrarse este otoño. Y segundo, y mucho más importante, porque eso sería el suicidio político de Pedro Sánchez, ya que le dejaría la portería completamente vacía a Pablo Iglesias, cómo único líder real de la oposición palamentaria, el cual solo tendría que empujar el balón en las próoximas elecciones generales para dar, entonces sí, el famoso sorpasso, que sería de aúpa.

Puestas así las cosas, y ya que tenemos a los podemistas menos exigentes que antes, así como a los separatistas catalanes más bien de capa caída, veo mucho más probable un gobierno socialista-comunista-separatista-nacionalista, apoyado por PSOE, Unidos Podemos, ERC, Convergencia y PNV (178 diputados). Es la última oportunidad que Pedro Sánchez tiene de ser Presidente y no creo que la vaya a desperdiciar (porque unas terceras elecciones por supuesto consolidarían aún más el eje PP-Ciudadanos y debilitarían todavía más al PSOE).

Pero que no cunda el pánico (al menos aún). La historia de este blog demuestra que yo soy malísimo haciendo previsiones (la última fue que los británicos votarían quedarse en la UE, y ya vimos el resultado). Y si me equivoco yo seré el primero en alegrarme, porque significará que el desastre para España se retrasará en al menos unos dos años (tiempo que le doy en ese caso a la legislatura rajoyesca). Porque en lo que sí me reafirmo completamente es en que si el PSOE permite que Rajoy sea Presidente (de la forma que sea), ese será el final de Pedro Sánchez (y es posible que también del PSOE) en las próximas elecciones, con una subida espectacular de votos de Podemos; y esto ya no es una previsión, es simple sentido común, comprobada la ausencia del mismo en los votantes españoles de izquierda.

Actualización:
El PSOE descarta apoyar a Rajoy "por acción u omisión". Pues eso.

Segunda actualización:
Antonio Hernando, en rueda de prensa tras la reunión de la dirección socialista: "Nosotros no vamos a apoyar a Mariano Rajoy; tampoco nos vamos a abstener". También así lo ha manifestado el líder socialista, Pedro Sánchez, en la reunión de la Ejecutiva. O sea, que, al menos eso, lo tienen claro.

2 comentarios:

  1. Cuidado con Unidos Porreros, no han desaparecido, están en nuestra puerta esperando su oportunidad de volcar el barco... igualito como en Alemania en 1933.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Por eso dijo que no nos alegremos demasiado porque hasta el rabo todo es toro.

      Eliminar