miércoles, 29 de junio de 2016

Prohibido emitir opiniones morales negativas

Que cada cual tiene el derecho a hacer con su vida y su cuerpo lo que le dé la gana es algo completamente asumido por la práctica totalidad de los que vivimos en los países libres. Igual que debería estar asumido que cada cual puede opinar lo que le de la gana sobre lo que hacen los demás. Pero no, la segunda cuestión no es que no esté asumida por la práctica totalidad, sino que al parecer va en franco retroceso. Es lo que se desprende de la denuncia que el colectivo Lambda de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales ha presentado contra Antonio Cañizares, líder católico que expresó sus opiniones de que determinadas prácticas sexuales están poniendo en peligro la familia.

Es su opinión (y la mía, pero eso no tiene la menor importancia aquí), y debe poder expresarla con total libertad mientras no llame a atacar a esas personas. Si empezamos por restringir las valoraciones morales negativas sobre homosexuales y demás, dentro de poco no se podrá emitir ninguna opinión moral negativa contra ninguna práctica (adulterio, zoofilia, incesto, y un largo etcétara).

En realidad no se trata de homofobia (yo, por ejemplo, detesto desde el punto de vista moral las prácticas homosexuales, pero desde el punto de vista de la libertad me parecen totalmente aceptables). Se trata, como dije no hace mucho, de liberfobia. La fobia de ellos a nuestra libertad (incluida la de expresión), la cual están intentando restringir por todos los medios a su alcance, como lo demuestra el hecho que acabo de comentar.

6 comentarios:

  1. La decadencia de nuestra civilización en manifiesta hace tiempo. Con estos mimbres la sociedad, la libertad y la democracia son de muy baja calidad.

    ResponderEliminar
  2. También muestra las ganas que la progresía y ciertos colectivos mascota tienen de imponer la censura. Esto ya viene de USA y de las dictaduras progres en universidades, donde básicamente están prohibidos o se reciben con manifestaciones violentas a cualquiera que no comulgue con sus ruedas de molino.

    Esto, igual que la corrección política, es está contagiando a Europa. Ayer mismo vi que que los del colectivo Gay andan excluyendo a los que no les hacen la pelota. Ex-excluidos ahora "excluidores" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con tu frase final:

      Ex-excluidos ahora "excluidores"

      Así es. Y excluyen hasta nuestra libertad de opinar.

      Eliminar
  3. Estos movimientos LGTBI comienzan por pedir libertad para expresar sus opiniones, pero en cuanto la consiguen pasan a tratar de prohibir las opiniones contrarias a ellos y a imponer las suyas como las únicas aceptables, incluso legalmente. En los EEUU, si usted se niega a que su hija comparta lavabos con "niñas con pene" (terminología de la Comunidad de Madrid, presidida por Cristina Cifuentes del PP), puede ser multado por homofobia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema, el de que intentan prohibir las opiniones contrarias a ellos.

      Y sobre el tema de loa lavabos aquí en Estados Unidos hay un auténtico debate sobre el tema. Me temo que al final lo ganarán ellos.

      Eliminar