sábado, 7 de enero de 2006

Lo dije y lo repito: Ruido de sables, sí

El que yo escribiera un breve texto titulado Ruido de sables me ha valido varias discrepancias en los comentarios (unas educadas y otras no tanto) en el sentido de que las declaraciones del teniente general José Mena Aguado no pueden ser calificadas como ruido de sables, o sea, como incitación o amenaza (directa o indirecta) al golpe de estado.

Pues los hechos posteriores me confirman en mi opinión. Es ruido de sables.

¿O si no por qué el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz Roldán, ha propuesto al ministro de Defensa, José Bono, la destitución del teniente general José Mena Aguado?

Y lo siguiente lo deja más claro aún, extraído del mismo artículo:

Según informó el Ministerio, Bono ha solicitado al Jefe del Estado Mayor del Ejército que traslade al teniente general Mena Aguado la orden de presentarse mañana a las 10.00, en el Ministerio. Según informa Europa Press, el ministro ha comunicado en conversación telefónica al portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, su intención de sancionar al militar, después de las críticas del líder nacionalista.

Vamos, que Bono está citando al teniente general en pleno fin de semana festivo, con total seguridad para sancionarle, ¿por una menudencia? Los hechos son tozudos. Zapatero ha vuelto a traer a España algo que parecía olvidado: El ruido de sables.

5 comentarios:

  1. No lo creo, se trata de un aviso y de manifestar algo que ya clama al cielo. El teniente general ha actuado con valentía y defendiendo la legalidad constitucional,lo que para este gobierno resulta inadmisible. Si hubiera dicho, en cambio, que hay que legalizar a los terroristas (o ilegalizar al PP), les hubiera parecido muy bien. Pero me temo que no van a conseguir que todos los españoles permanezcamos en silencio mientras nos expropian de nuestros derechos fundamentales. Lo que suena a "sables" es precisamente lo que el gobierno y sus socios están haciendo con la justicia, la libertad de expresión y la propia constitución, por eso quieren amortiguar el ruido.

    ResponderEliminar
  2. "El teniente general ha actuado con valentía y defendiendo la legalidad constitucional"

    Eso no es cierto. No se puede defender la Constitución cuando se habla de actuar autónomamente si el estatuto de Cataluña marcase la obligación de aprender catalán.

    Repito, no digoamos más imprecisiones. En este tema es importante que no sea así.

    Saludos,
    http://adolfjrodriguez.com

    ResponderEliminar
  3. Ahora la preocupación del Partido Socialista no es que las Fuerzas Armadas acaten el orden constitucional, sino que acepten pasivamente su desmantelamiento.
    tomado del magistral articulo de GEES en http://www.libertaddigital.com:83/php3/opi_desa.php3?fecha_edi_on=2006-01-06&num_edi_on=1453&cpn=29045&tipo=1


    Es tan sencillo como eso. Ruido de sables? sinceramente creo que no sabes que es eso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. "Eso no es cierto. No se puede defender la Constitución cuando se habla de actuar autónomamente si el estatuto de Cataluña marcase la obligación de aprender catalán."

    Sí que es cierto, dado que el Estatuto no puede establecer obligaciones que trascienden a la norma fundamental de la que emana, y que no es otra que la Constitución de 1978. Si quieren hacerlo, tendrán que modificarla primero siguiendo los procedimientos establecidos para ello en la misma Constitución, así de fácil (lo cual supone un referendum nacional entre otras cosas).

    ¡Ah! Esto que digo es absolutamente preciso. Lo demás son interpretaciones arbitrarias a gusto del consumidor. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que mucha gente se está precipitando a opinar sin haber leído las manifestaciones de Mena en su integridad. Aquí están:
    http://www.elmundo.es/elmundo/2006/01/06/espana/1136570580.html
    Yo no veo por ninguna parte ruido de sables ni cosa que se le parezca, sino sólo la enunciación por parte de un militar del papel que el propio texto constitucional le asigna al Ejército, así como de los límites infranqueables que la soberanía nacional ha impuesto a los gobernantes.

    Y Mena no dice nada de actuar autónomamente si el Estatut les impusiese usar el catalán. Dice que ése en concreto (el de la lengua) es uno de los temas que más preocupan a muchos miembros del Ejército.

    Esto es un poco como lo del bobo solemne: alguien recuerda lo que constitucionalmente está previsto para casos de vulneración constitucional e inmediatamente le saltan todos al cuello. ¿Pues no nos estaban vendiendo la moto de que aquí iba a haber un respeto escrupuloso por las reglas de juego que los españoles nos dimos en el 78? Ellos mismos se descubren.

    Los golpistas son los que intentan cargarse el actual marco constitucional esquivando los procedimientos establecidos para ello, no quienes lo defienden.

    Todavía más claro que Mena ha hablado el Presidente de la Asociación de Militares Españoles, en unas declaraciones de las que nos informa De La Vogue en Ajopringue

    ResponderEliminar