viernes, 13 de enero de 2006

La provocación nuclear de Irán parece que será castigada

Más vale tarde que nunca. A la Unión Europea le ha costado darse cuenta de que Irán no va a entrar en razón por las buenas, y que con paños calientes no se va a solucionar la amenaza nuclear de estos fanáticos religiosos. Por fin el titular de la noticia merece todo mi respeto y mi acuerdo:

EEUU y Europa creen que la crisis con Irán debe abordarse ya en el Consejo de Seguridad de la ONU

Y las palabras de la información lo dejan aún más claro:

Alemania, Francia, Reino Unido y EEUU han decidido cerrar el diálogo con Irán y pedir una reunión urgente del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para que éste convoque al Consejo de Seguridad de la ONU. Consideran que las negociaciones están "en punto muerto" tras constatar las intenciones iraníes de proseguir con su programa nuclear.

Me alegro. Probablemente esto se debería haber hecho antes, porque las cosas estaban totalmente claro desde hace mucho tiempo, concretamente desde allá por principios del mes de agosto, cuanto los iraníes pusieron en funcionamiento la central nuclear de Isfahan. Por aquel entonces escribí esto:

Eso debería significar que Irán ha roto la baraja de la negociación nuclear con la Unión Europea, y por lo tanto tendría que enfrentarse a las sanciones pertinentes, que deberían ser apoyadas de común acuerdo por la Unión Europea y Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El tiempo me ha dado la razón. Me alegro de que la Unión Europea haya entrado en razón, aunque cinco meses después de lo evidente. Pero nunca es tarde si la dicha es buena.

De todos modos, creo que se está a tiempo de tomar medidas enérgicas contra el régimen iraní para castigar el altísimo riesgo que implica que posean armas nucleares. Lo que hace falta es que en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas los países de la Unión Europea permanezcan al lado de Estados Unidos contra la provocación nuclear iraní, y que a la hora de verdad no se arrepientan y todo esto quede en una gran ceremonia europea de la confusión. Recordemos que estos fanáticos lo único que entiendes son los hechos, no las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario