miércoles, 18 de enero de 2006

Los demócratas se están volviendo locos

Este noviembre hay elecciones en las que se renueva un tercio de la cambra de represententes y del senado. Frente al inevitable prospecto de perder aún más representación, líderes demócratas están haciendo una serie de llamativas declaraciones, pero se están undiéndo más en su hoyo. Parecen gatos acorralados que hacen lo que sea para salir de la situación, y es un precioso espectáculo:

- Para empezar, Al Gore acusó a Bush el lunes de violar la ley con el asunto del espionaje y criticó al Congreso por no pedir su impeachment.


Hasta aquí, solo demagogia demócrata como siempre. Lo que pasa es que Al Gore era el vicepresidente cuando Clinton autorizó el espionaje de ciudadanos americanos dentro del país, usando sus poderes de guerra, y eso sin consultar al Congreso (Bush sí lo consultó). Por ejemplo, el doble agente de la CIA Aldrich Ames fue espiado por la Casa Blanca de Clinton, y según Jamie Gorelick del Departamento de Justicia, esos mecanismos eran rutinarios.

No digo que lo que hizo Bush esté bien porque Clinton lo hizo aún más. Lo que digo es que lo que hizo Bush está muy bien, y que Al Gore es un hipócrita. Para él, los poderes de guerra de Clinton van más allá de los de Bush.

- Luego viene Hillary Clinton. El lunes, día de Martin Luther King, Hillary acusó a la Casa Blanca de Bush de ser como una “plantación”, en sus propias palabras (plantaciones eran los campos de algodón donde los esclavos negros trabajaban).

Los demócratas no soportan la idea que el gabinete de Bush sea el menos blanco de la historia de la nación, porque el voto negro es la joya de la corona de los demócratas, y están viendo como pierden apoyo entre la población negra año tras año.

- Para culminar con la locura de los demócratas viene el alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, que con micrófono en mano prometió que la ciudad volvería a tener mayoría negra, y que Dios lo quiere así. También dijo que Dios está castigando a los Estados Unidos por haber invadido Irak, y por eso está enviando huracanes hacia el país. Por supuesto.

Si la campaña electoral va a ser así, va a ser genial. Cuando creíamos que Kerry era divertido...

VivaBush

1 comentario:

  1. Genial, sobre todo lo de Nagin, que hay que recordar que, como alcalde de New Orleans, fue el máximo responsable del desaguisado que ocurrió allí, sobre todo a nivel de seguridad.

    ResponderEliminar